Francisco Ché Uicab

 

Un pueblo extravagante

 

Había oscurecido y la luz solar aún se percibía. No era extraño, el sol nunca se ocultaba.

Los habitantes de aquel pueblo no dormían, pasaban el tiempo trabajando.

Los años pasaron, todo lo que había por hacer en el pueblo se acabó. Entonces se acostaron a dormir.

Ha transcurrido un siglo y no piensan despertar, porque el príncipe que depositará un beso en ellos aún no nace.


_______________________________

Fuente: Revista Kin lakán, No. 1. Grupo Génali. Calkiní, Campeche. Abril-junio de 1995. 40 pp.

JULIO DE 2002

Grupo Génali (neros Narrativo y rico)