Volver a la portada
Celebración de la Fiesta del Corpus Christi
 

Celebración de la Fiesta del Corpus Christi

 

El domingo 22 de junio se llevó al cabo la Fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo.

 

Como en el año pasado, el Corpus Christi se conmemoró con diversas actividades. En 2002 se realizó el jueves 30 de mayo, es decir, sesenta días después del domingo de Resurrección, como lo marca la Iglesia católica, al celebrar la "festividad de la institución de la Eucaristía".

 

Se levantaron varios altares en algunas esquinas del primer cuadro de la ciudad. El padre José de los Santos Zaldívar llevó la Custodia ante los altares, en los que grupos apostólicos colocaron en las mesas frutas, flores y plantas.

En la segunda estación
 
Imágenes del inicio de la Procesión, rumbo a la primera estación
 

La Custodia fue trasladada en un vehículo automotor, hacia cada punto visitado, luego de salir del templo de San Luis Obispo, donde a las 18:00 hrs. el párroco ofreció una Misa. En la nave principal de la parroquia, el grupo Adoración Nocturna puso un altar, como lo hizo en el camión que inició su ruta sobre la calle 17, enfrente de la iglesia, bajando por el callejón que culmina en la 22. En la confluencia de las dos calles, el Movimiento Familiar Cristiano (M.F.C.) instaló una de las ofrendas al Cuerpo y la Sangre de Cristo.

 

Los otros altares estuvieron dispuestos en la puerta del domicilio de la familia Rodríguez Sánchez, en la calle 23 (con la responsabilidad de los grupos Prodefe y Kekako); en la esquina de las calles 23 y 20, los encargados fueron los integrantes de Renovación; en el pórtico de la casa de la familia Castellanos, frente al Parque de la Madre; en la puerta del minisuper de la Sra. Guadalupe Carvajal Padilla (con organización de Catequistas); en una pared exterior de la tienda "La Teresita", en la calle 15 (por conducto del Movimiento de Cursillos de Cristiandad); y a un lado de la tienda "Las Quince Letras", confluencia de las calles 15 y 22, correspondiéndole a "Legión de María" la preparación de la ofrenda.

 

Los fieles católicos que acompañaron al padre Chepe y al grupo de Ministros de la Eucaristía por cada una de las siete estaciones, respondieron al rito seguido en esta festividad, cuando el párroco, con la Custodia en alto rezó un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria al Padre.

 

La procesión regresó a la Parroquia, luego de darle la vuelta al primer cuadro de la ciudad. En el interior del templo concluyó la ceremonia.

 
Fotos: Santiago Canto Sosa