Volver a la portada

Solemne Eucaristía y nutrida Procesión en la colonia Fátima

Nota del 21 de mayo de 2014
 

Calkiní, 18 de mayo de 2014.- "Hoy, veneramos en su advocación de Fátima y nos recuerda que Dios nos ama, quiere nuestra felicidad y quiere que estemos con el hoy y siempre, que recemos el rosario, hagamos penitencia y oración por los problemas que aquejan al mundo...", destacó el Pbro. José Luis Canto Sosa en solemne Eucaristía celebrada este mediodía, en improvisado salón social de la colonia Fátima, en donde culminan las actividades religiosas de este suburbio.

 
 

El párroco estuvo acompañado de los presbíteros Alejandro Uc e Inocente Flores (director espiritual y responsable del Curso Introductorio "Santa María de Guadalupe", respectivamente), ministros, acólitos, representantes de grupos católicos y numerosos feligreses que fueron testigos de la tradicional misa, en donde se observó la fe, una vez más, hacia la milagrosa y venerada imagen de Fátima.

En su homilía Canto Sosa mencionó: 

El texto que hoy nos presenta la Liturgia a considerar en nuestra reflexión dominical se ubica en el contexto de la Última Cena, donde Jesús ha hecho el gesto de lavar los pies a sus discípulos. Tan pronto como Judas Iscariote abandona el Cenáculo para entregarlo, Jesús empieza a hablar a los discípulos. Durante su intervención, le interrumpen Pedro, al que predice su triple negación, Felipe, Tomás, y Judas Tadeo.

 
 

"Cuando me haya ido y les haya preparado un lugar, volveré y los llevaré conmigo ".

Esta promesa que nos hace Jesús es una prueba más de que El vino del Padre y vuelve al Padre. Con su resurrección Jesucristo nos da acceso a Dios. El quiere que donde esté Él, estemos también nosotros. ! Claro que es cuestión de fe todo esto ! , pero son palabras muy consoladoras especialmente para las personas que viven en tribulación física o psíquica. Saber que todo pasa y que lo único que permanece es su Palabra. ! Claro que es un consuelo !  Por eso lo mejor es dejarnos guiar por Él, que es el que sabe de verdad lo que nos conviene. Texto completo.

Al culminar la Eucarístía, se bendijó a los presentes con agua, para seguidamente iniciar la Procesión que recorrió calles aledañas al suburbio. Así mismo, la procesión hizo su entrada al "ruedo de toros", misma que bordeó todo el redondel, para después realizar su entrada a la capilla, donde le tributaron repicar de campanas, aplausos, acompañados del tronar de voladores. Cientos de manos untaron con ruda y flores a la imagen,  mientras el mariachi "San Diego de Alcalá", de Nunkiní, entonó cantos como "Reina de reinas" y "Amor Eterno".

 
 
 
 
Texto y fotos (1 y 4): Carlos Fernández Canul / Fotos (2 y 3): Santiago Canto Sosa