c  
 
Volver a la portada

Culmina Novenario en honor a San Luis Obispo

Nota del 25 de agosto de 2014.
 

Martes 19 de agosto. (Por Carlos Fernández Canul).- Con solemne Eucaristía y Procesión, con la asistencia de decenas de fieles, culminó esta noche el Novenario dedicado a San Luis Obispo, patrono del templo que lleva su nombre.

La celebración estuvo a cargo del párroco, Pbro. José Luis Canto Sosa, ante numerosos feligreses que abarrotaron el recinto católico de esta ciudad.

 

 

En su homilía,  Canto Sosa destacó la vida y obra de San Luis, quien a pesar de ser joven, va madurando su fe hacia Dios, porque está consciente que a través de su servicio, realiza una tarea, pero no lo hace solamente así, sino que su servicio lo ofrece hacia los más desprotegidos que lo va a llevar a ser grande. Él fue de familia acomodada pero renuncia a sus bienes para ponerse al servicio de los demás. Recibió la ordenes sagradas en Nápoles, el 20 de mayo de 1296. Al volver a Roma, el Papa lo nombra Obispo de Toulouse; con este cargo reformó al clero y llevó una vida de predicación y ejemplo, recibía y atendía a 25 enfermos cada día. Un día viajó a Roma y cuando pasaba por un lugar cerca de la Provenza, cerca del lugar donde nació, enfermó y murió en 1298. De ahì se va difundiendo su devoción a través de sus reliquias; su cuerpo fue desenterrado en el Convento de Marsella, España, para llevarlo a Valencia, España, donde actualmente se conserva parte de sus restos. Imitemos el ejemplo de nuestro patrono, nos da ejemplo de humildad, y de servicio, realizando obras en bien del prójimo, en cualquier lugar donde nos encontremos…

 
 

LA PROCESIÓN.

Terminada la celebración eucarística, inició la procesión de la imagen de San Luis Obispo, misma que fue cargada en hombros, acompañada de banderolas, estandartes, de todos los gremios que participaron en su Novenario. Tronar de voladores se dejó escuchar durante todo el trayecto de la procesión. El recorrido incluyó las calles del centro histórico de la ciudad. Al culminar, se quemaron numerosos juegos pirotécnicos.

 
 

CULMINAN LAS CUARENTA HORAS.

Previo a la culminación de los festejos a San Luis Obispo, se clausuraron las Cuarenta Horas que se realizan año con año en la capilla del Santísimo, que consiste en horas de vigilia, donde participan los grupos apostólicos, esto tiene una duración de dos días; terminando con la bendición del Santísimo Sacramento para los fieles asistentes, misma que estuvo a cargo del párroco José Luis Canto Sosa, como cada año, para pedir por la comunidad católica.

 
 
 
 
Texto: Carlos Fernández Canul / Fotos: Santiago Canto Sosa (2-4) y Jorge Dzib Chablé (1 y 5)