Haz clic
 

"Paisajes sobre la seda" de Isolda Dosamantes/ - Francisco Ucán-Marín

 
Portada
 

PRESENTACION DEL LIBRO “PAISAJES SOBRE LA SEDA” DE ISOLDA DOSAMANTES

Isolda Dosamantes “Paisaje sobre la seda”
Juegos Florales de Guaymas Sonora 2008
Rodolfo Rudi Montiel 2008

Isolda, ganó un premio importante en México, mas que nada, no fue por coincidencia que fuese en una noche dedicada al músico y compositor Rodolfo Rudi Montiel, orgullo de Guaymas Sonora quien fuera integrante de la famosa Sonora Santanera, conjunto de musicos; que son unos bohemios obligados de cualquier amante musical. Los Juegos Florales Rodolfo “Rudi Montiel” en el año 2008, dieron un premio a Isolda que participó con el poemario Abanico de palabras, que escribio durante su estancia en China, de hecho fue en Beiwai donde empezaron a danzar las letras de este libro en el 2005 y fue en Xiangtan y Erwai donde con mano fuerte y sutil de calígrafo se les ordeno que se aquietaran, porque el concurso ya estaba encima.

En Beiwai, el programa de Estancias de escritores mexicanos en China, a través del Departamento de Español se estableció en diciembre de 1952 como origen y plantel principal de la enseñanza e investigación del español en China. Según cifras aproximadas, desde la fundación de la República Popular China hasta la fecha, Beiwai ha formado a 60.000 traductores, intérpretes e investigadores. Dotados de un alto nivel lingüístico y de extensos conocimientos humanísticos, los estudiantes salidos de esta Universidad se dedican a la traducción, la docencia, la investigación y la administración en los campos de la diplomacia, la economía, el comercio, los intercambios culturales, el periodismo y la edición. De sus egresados 230 han sido embajadores.

Ete libro está dividido en 7 secciones con 77 poemas.

Primera Seccion “Abanico de Aromas”

Octavio Paz decia de Vaiven

“Navega la ciudad en plena noche
tierra y cielo y marea que no cesa
los elementos enlazados tejen
la vestidura de un dia desconocido”

Isolda, acierta al nombrar vaivén a la primera sección de este libro, la primera seccion se llena de ocasos, flores de loto y se refresca con abanicos, que bien pudiesen ser tanto veracruzanos como chinos, y asi abren una vereda, dentro de este mundo de letras, compilado en un volumen de 77 poemas, que recrean un mundo, el mundo de isolda, que con el vaiven de un arribo, nos invita a su planeta.

¿Como empezamos esta travesia? , bien, nuestro boleto de entrada es intercambiando recuerdos que arrastramos del pasado. Ese carnaval de sabores y euforia de colores con un poco de picante, ese condimento que cocinamos los Mexicanos; en donde se nos atraviese una melancolia.

Pareciera que geneticamente estamos predispuestos para absorberla, y engullirla con apetito inusual, quiza esa intensidad es la que nos caracteriza como ciudadanos del lado sur del rio bravo.

La CIENCIA en su frenética carrera en contra del calentamiento global, no se fija, y aún no nos alcanzan las máquinas para decifrar las melancolías, quizá es por eso, que aun la poesía está viva y de moda.

El mar, es quien yo acuso de influenciar el vaivén de este libro.
En el Sureste Mexicano popularmente decimos:

El mar comienza donde le vez por primera vez,
Despues, se te asoma por todos lados.

En esta primera sección se une una reflexión y observación de gente corriendo entre la cotidianidad y el aburrimiento. Esas maneras que son tan reales y simples, y que se nos da en nuestro mundo; a veces nos cae encima y no hay quiropráctico que nos la quite. Quizá nunca sabremos si somos una pieza mas de algun espectáculo cultural o la pieza central de una buena obra, con calidad de vida. Yo creo que esa sensacion fría en los riñones, es la que nos avisa por instinto que ya no es mas una simpleza, y que de ahí en adelante la comparación contemporánea de lo que vemos con con nuestras vivencias, desata lo que vulgarmente llamamos “recuerdos”.

Recito el Poema “Vaiven” de este libro:

“Quisiera estar atada al mástil del vértigo, ese que te hace ir de un lado a otro
Y no detiene su rumbo en ningún lado
Quiero tomar un tren sin un destino
Asirme de un asiento girar por todo el mar
Persigo un puerto, en que la calma amine esta sed mía
De vértigo continuo”

En la segunda parte titulada : A la orilla del Rio

Isolda elabora un bosquejo de aguas, lagos, la frescura de un paseo vivo por la memoria que es esa bodega donde almacenamos las cosas que nos gusta, pero siempre olvidamos botar lo inservible, porque tenemos tendencia a sobrevalorar los cachivaches que nos arriman nuestros amores. De esa botica de remedios y menjunjes, Isolda saca un poema corto que aquí leo:

“Sobre el lago”

A la orilla del lago
Cobijada por la sombra del sauce
Miro perpleja el vaiven del agua
Tan parecido a nuestra danza
Como lo es tu rostro bajo la luna

Ya en 1994 el escritor Brasileno Paulo Coelho, alquimista del buen escribir que fragua de entre los metales del corazón, escribio una esplendida obra titulada “A Orillas del rio Piedra me senté y lloré.. “ que narra la historia de una pareja de enamorados de siempre, pero interrumpidos por la timidez de la juventud.

En la siguiente sección titulada “Rastros de Incendio” hay un poema que me encendió los ojos y me abrió el paladar-olfato buscando por tequila, y aunque el poema menciona Ron com base alcohólica, hace cita del omnipresente charro José Alfredo Jiménez, el poema “En la Cantina” no solo incluye copas y coplas, incluye ademas sopas de caldo para cerrar un ciclo completo de Mexicanos bajo tratamiento intensivo de despecho.

Cito a Jose Alfredo:
Estoy en el rincón de una cantina,
oyendo una cancion que yo pedí,
me estan sirviendo ahorita mi tequila,
ya va mi pensamiento rumbo a ti.

En la cuarta parte “Vértice del Fuego y la locura” La poetisa explora furias, torbellinos, brujerías, lengua voraces, arañas y demas bichos que sobresaltan la habilidad de un ser humano, emociones que la atropellan con indecisiones y un fuego que la consume.Esta sección está exorcisada, asi que no hay nada que temerle, la propia Autora prepara una sección para ausentar estos malos aires (como dijera mi abuelo), ahora mis sobrinos dicen, “esas malas ondas”.

Cito:

Eres solo un mal día
Dolor del espalda
Un peso que no quiero tener
Con este conjuro te ordeno
que te vayas

En la sección de “Jardín de las meditaciones, abanicos de luces” se llena de pájaros con sus trinos, compitiendo con el viento y el pulmon de la poeta haciendo eco a su voz, que busca afanoso marcar su propio arbol, dentro este vasto y florido jardin imaginario.
No en vano la biblia menciona que las cosas mas increibles suceden en un Jardín, de ahí el Jardín del Edén en su intento de ser el jardín perfecto, hasta la temible noche en la cual Jesús fue arrestado, despues de ir a meditar y orar al jardín de Getsemaní. En este Jardin de las meditaciones de Isolda, se llena de música y susurros naturales, que le llenan de calma y de dicha; eso es para satisfacer su corazón ávido de luz y de movimiento.
Esa calma y esa preparación, la describe espiritualmente el trovador Jesús Romero quien versa:

“Quiero cuidar ese jardín,
Que sea una casa para tí,
Y diariamente pueda en él
tu inconfundible voz oír”.

Sexta “Recuerdos: pincel sobre la tela que se abre”

Es un encuentro entre la pasion y el arte. Todo movimiento artistico, tiene como combustible la pasion, depende de la continuidad y constancia de un artista, en expresarla o no. Pero todos hemos tenido pasion en algun momento y, simpre hay mas por venir, siempre.

La artista alimenta estas inmejorables condiciones para exponerse asi misma en un llamado a la pasión a convivir con ella, ella quiere ser el pincel del artista, ella quiere ser parte de esa consumidora flama que esta ahí, es observable, solo falta el acercamiento exacto para que todo se incendie y arda, ella invoca que se le incluya.

Isolda escribe:

“Quisiera ser el pincel que tienes en la mano
Sentir tu excitacion sobre algun lienzo
Hoy estabas ahi como un fantasma
Dibujando con tinta mi entrepierna...

(adelanto)

..... aun queda el aroma de la tinta bajo las sabanas
sabanas tejidas con la seda del recuerdo
otra vez amaneci sin tus caricias”

Septima: “Paisajes sobre la seda”

En esta última seccion Isolda, amarra el libro de cabo a rabo, con el sentimiento de constante movimiento y exploracion, que titulo mas exacto que el de “paisajes sobre la seda”. En 1887 el geógrafo polaco-Alemán Ferdinand Freiherr von Richthofen, publico el libro” Viejas y nuevas aproximaciones a la Ruta de la seda” y crea el El término "Ruta de la seda" La Ruta de la seda era una red de rutas comerciales entre Asia y Europa que se extendía desde Chang'an (actualmente Xi'an) en China, Antioquía en Siria y Constantinopla (actualmente Estambul, Turquía) a las puertas de Europa y que llegaba hasta la antigua España en el siglo XV. Cual Marco Polo moderno, nuestra autora envuelve en esta ruta literaria “Paisajes sobre la seda” quien ella encuentra llena de elementos tradicionales Chinos, salpicados de árboles de ocotes (que significa Pinos en Nahuatl) y cantinas, para marcar a una poetisa Mexicana amalgamada, y que titánica enfrenta la tarea de unir dos tierras separadas por el océano pacífico.

Lo que vale la pena resaltar de este paseo literario es que la artista con todo y sus melancolías, dibuja una obra de base felíz, salpicada con recuerdos y con un ejercicio limpio y pulcro de asociar el oficio de escribir con el de manifestar una razón, no cabe duda que Isolda Dosamantes transmite una secuencia de historias difíciles de clasificar, por lo que para esta presentación no saqué mi cinta métrica literaria para entretenerme en las medidas, pero no pude evitar subirme a mi hamaca y disfrutar el vaivén, y sentir que mi barco con red de sueños se moviese al ritmo que marcaban estos versos.

Esperamos ansionsos mas obras de esta poetisa que nos llena de emociones, que es a mi parecer el honor mas grande que pueda tener un poeta, hacer que un corazón, o algún riñón, segregue emociones, que son premios que van más alla de los títulos que nos otorgan los jueces.


Francisco Ucán-Marín
Ottawa, ON April 5, 2009

 

Comentarios a:

ucanmarin@hotmail.com; http://ucanmarin.blogspot.com

"Esta columna es gratuita y puede ser publicada en cualquier medio, siempre y cuando mencione el correo electronico y el blog de TINTA VERDE".

 

Fuente: Texto enviado por Francisco Ucan-Marín (ucamar@hotmail.com). National Wildlife Research Center. Carleton University (Raven Road). Lab 330. Ottawa ON, K1A 0H3. CANADÁ.  28 de abril de 2009.