c  
 
Volver a la portada

Solemne Misa de Resurrección. Bendicen fuego, cirio pascual, agua

Nota del 2 de mayo de 2019

Actividades de Semana Santa 2019

 
 

21 de abril de 2019 (Carlos Fernández Canul).- Los católicos celebraron la Resurrección de Jesús, con Solemne Eucaristía. El rito inició a las 8:00 pm, con un templo en penumbras y en silencio: el párroco Juan Kantún Huchim bendijo el fuego a las puertas del recinto, encendió el Cirio Pascual, e hizo incisión en el cirio "símbolo de Cristo, luz del mundo"; grabó una cruz y la primera y última letra del alfabeto griego -alfa-omega- -principio y fin-, junto con las cifras del año en curso. Luego, cargando el cirio, recorrió el pasillo central y se dirigió al altar mayor.

Se leyó el Pregón Pascual, el libro del Exodo y las lecturas de los profetas Isaías y Ezequiel; una vez terminado este rito, se entonó el canto del Gloria, se encendieron las luces y la imagen de Jesús Resucitado apareció, se escuchó el júbilo de los presentes, aplausos, repicar de campanas, cantos, globos. y luces de bengala que hicieron emotivo el momento.

En su mensaje pascual, el párroco mencionó: hoy hemos llegado a esta celebración, la más importante de la liturgia de la iglesia católica. Cristo lo había afirmado a sus apóstoles y muchedumbres que su reino no era de este mundo y que habría de resucitar y levantarse; con esto demostró su victoria sobre cualquier realidad. Caminó sobre las aguas, resucitó a su amigo Lázaro y muchos milagros más, y con esto nos abre brecha con su resurrección para tener esperanza y optimismos para afrontar nuestra vida.

Es un Dios vivo que está entre nosotros, hay que levantar la mirada y abrir el corazón. La Pascua debe tener una meta: invocar a Jesús, afianzarnos de su mano ya que nos llena de fortaleza, oportunidad de renovar este misterio pascual.

Seguidamente, se bendijo el agua, se renovó la fe del bautismo y se bendijó a todos los presentes.

Para concluír, el celebrante envió su mensaje a los presentes y al pueblo. deseando Felices Pascuas: ¡Aleluya, Aleluya, el Señor ha Resucitado!

 
 
 
Texto y fotos: Carlos Fernández Canul