c  
 
Volver a la portada

Con solemne Misa de Resurrección culmina la Semana Santa

Nota del 28 de abril de 2014.

Por Carlos Fernández Canul

 

Sábado 19 de abril de 2014.- "Jesús nos invita a meditar sobre la fe, pese a los muchos signos de muerte es posible comprender las escrituras y escucharlas y Jesús nos  invita a compartir el pan...".

Ante una Plaza Cívica en penumbras y cientos de católicos que la abarrotaron, se llevó a cabo la Solemne Vigilia Pascual. Siguiendo el antiguo ritual, el Pbro. José Luis Canto Sosa inició con la bendición del Fuego Nuevo e invitó a participar sobre el triunfo de Jesús ante la muerte.

Actividades de Semana Santa 2014
 

Acto seguido, un ministro cargó el Cirio Pascual y el celebrante trazó las letras griegas Alfa y Omega, debajo grabó los 4 números del año actual, y dijo: ¡Cristo ayer y hoy, principio y fin, suyo es el tiempo y la eternidad, la gloria y el poder por los siglos de los siglos, amén!

Seguidamente, hizo su entrada hacia el altar (improvisado en el teatro público), en procesión, y cargando el  Cirio Pascual para comenzar las lecturas: Historia de la Salvación, Himno del Pregón Pascual; Liturgia de la palabra, 9 lecturas: 2 del antiguo y 7 del Nuevo Testamento, del Libro del Génesis. de Ezequiel e Isaías.

A las 11:15 p.m., al entonarse el Canto del Gloria, las campanas del templo repicaron, se encendieron las lámparas, anunciando con esto la Resurrección de Jesús, y apareciendo en el centro del altar la imagen del Resucitado.

En su mensaje de Pascua, Canto Sosa destacó: Jesús, hoy nos invita a meditar sobre la propia fe, tal vez muerta o latente, o adormecida o inmadura; en todo caso, siempre necesitada de nuevos impulsos, desilusiones, dificultades, enfermedades, experiencias vitales, incomprensiones, han podido debilitar nuestra fe, o nos han llevado a alejarnos (volver a Emaús), alejarnos de Jerusalén, olvidarnos de Galilea. Puede ser que nos parezca que la fe fue una hermosa ilusión de juventud, pese a los acontecimientos de la vida nos han enseñando que en eso, en lo que esperábamos, ha sido frustrado y por el crudo realismo de la vida".

 
 

"El mensaje de Pascua nos dice que pese a los muchos signos de muerte es posible comprender las Escrituras (pero hay que escucharlas, Jesús nos las explica), partir el pan, (pero hay que compartirlo allí donde Jesús lo parte para nosotros). Ver a Jesús y creer en él, que camina con nosotros a pesar de nuestros ojos ofuscados no sean capaces de reconocerles y eso es posible porque está vivo. María Magdalena, el discípulo amado Pedro, miles de generaciones de cristianos, nos han transmitido la posibilidad de hacer también nosotros estas experiencias de vida, no hay pruebas, pero hay testigos, tú y yo, todos nosotros podemos ser uno de ellos...".

Luego, bendijo el agua que se esparció a los presentes. Se realizó el Bautismo de nueve catecúmenos; y, más tarde, se dio el Sacramento de la Comunión a 35 nuevos cristianos.

Era la 1:15 a.m. cuando se impartió la bendición pascual, culminando de esta manera la solemne Misa de Resurrección. 

El coro de voces "Kelaya", de los hermanos Tzeel, tuvo a su cargo los cantos de la celebración.

 
 
 
 
Fuente y fotos: Carlos Fernández Canul