Volver a la portada

Celebran a la Virgen de la Candelaria en su día

Nota del 4 de febrero de 2014.
 

Domingo 2 de febrero de 2014.- Cientos de feligreses celebraron la tradicional bendición de velas e imágenes del Niño Dios ceremonias realizadas este día en el templo de San Luis Obispo. Las festividades fueron presididas por el Párroco, Pbro. José Luis Canto, quien fue auxiliado por ministros y acólitos. Como es costumbre, el celebrante inició el ritual  a las puertas del templo, rezando unas oraciones para luego encender la primera vela y de ahí los ministros continuaron el encendido de de velas que iluminaron el recinto.

 
 

Acto seguido, el prelado inició una procesión, bendiciendo con agua bendita a los presentes, hasta culminar en el altar principal, bendiciendo de igual manera a numerosas imágenes de "Niños Dioses" que por tradición los creyentes las colocaron en los balaustrados de la parte baja del altar.

Canto Sosa, en su mensaje mencionó:  según el evangelio de San Lucas, transcurrido el tiempo de la purificación de María, y según la ley de Moisés, ella y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Templo del  Señor. De acuerdo con lo escrito en la ley, todo primogénito varón será consagrado al Señor, y también para ofrecer, como dice la ley, un par de tórtolas o dos pichones. Vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y temeroso de Dios, que aguardaba el consuelo de Israel; en él moraba el Espíritu Santo, el cual le había revelado que no moriría sin haber visto antes al Mesías del Señor.

 
 

El presbítero continuó: Movido por el espíritu, fue al templo y cuando José y María entraban con el niño Jesús para cumplir con lo prescrito con la ley, Simeón tomó en brazos y bendijo a Dios, diciendo "Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo, según lo que me habías prometido, porque mis ojos han visto a tu salvador, al que has preparado para bien de todos los pueblos; luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo Israel". Nosotros sabemos que es el hijo de Dios, gracias a la fe del bautismo, pidamos que bendiga estas velas que son símbolo, ya que Jesús nos acompaña todos los días,  y es una bendición, ya que él es la luz del mundo que nos viene a iluminar y nos acompaña todos los días, él nos da todos los medios para nuestra salvación; a través de los sacramentos ellos nos dan gracia y también el espíritu santo para que nos convirtamos...

Las bendiciones de velas e imágenes se realizaron en todas las misas de este domingo.

 
 
 
 
Texto y fotos: Carlos Fernández Canul