c  
 
Volver a la portada

Bendicen Palmas en Domingo de Ramos. Inicia la Semana Santa

Nota del 24 de marzo de 2013.
 

Domingo 24 de marzo de 2013.-

Con un llamado a perdonar como lo hizo Jesucristo, el Pbro.  José Luis Canto Sosa, párroco de la ciudad de Calkiní, bendijo las palmas en concurridos oficios llevados a cabo este Domingo de Ramos, iniciando así la Semana Santa.

En la explanada del parque "Aurora" (enfrente de la parroquia de San Luis Obispo), Canto Sosa comenzó la ceremonia esta mañana, que a pesar del fuerte calor, congregó a numerosos fieles.

Bendición de Palmas enfrente de la parroquia (24/03/2013)
Actividades de Semana Santa 2013
 
Bendición de Palmas enfrente de la parroquia. Misa de 7:00 a.m. (24/03/2013)
 

"Queridos hermanos: después de habernos preparado desde el principio de la Cuaresma con nuestra penitencia y obras de caridad, hoy nos reunimos para iniciar con toda la iglesia, la celebración anual de los misterios de la pasión y resurreccion de nuestro señor Jesucristo, misterios que empezaron con la entrada de Jesús a Jerusalén. Acompañemos a nuestro Señor a su entrada triunfal a Jerusalén.

Seguidamente dio lectura al Evangelio de San Lucas y, luego, con ramo en la mano, bendijo las palmas a los creyentes que con palmas y ramos en sus manos hicieron larga valla.

Canto Sosa encabezó la procesión que hizo su entrada  al templo de San Luis Obispo, para continuar con este tradicional ritual, donde se leyó "La pasión de nuestro Señor Jesucristo" según San Lucas.

 
Procesión que salió de la Capilla de La Concepción hacia la parroquia (24/03/2013)
 

En su mensaje de Domingo de Ramos, el párroco mencionó: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Hoy leemos el relato de la pasión según San Lucas; en este evangelista, los ramos gozosos de la entrada en Jerusalén y el relato de la pasión están en relación mutua, aunque el primer paso suene a triunfo y el segundo a humillación.

Jesús llega a Jerusalén como rey mesiánico, humilde y pacífico, en  actitud de servicio y no como un rey temporal que usa y abusa de su poder. La cruz es el trono desde donde reina (no le falta la corona real), amando y perdonando. En efecto, el evangelio de Lucas se puede resumir diciendo que revela el amor de Jesús manifestado en la misericordia y el perdón.

Este perdón y misericordia se muestran durante toda la vida de Jesús, pero de una manera eminente se hacen sentir cuando Jesús es clavado en la cruz. ¡Qué significativas resultan! las tres palabras que desde la cruz escuchamos hoy de los labios de Jesús:

-El ama y perdona incluso a sus verdugos: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen".

 
Procesión con palmas de huano hacia la parroquia (24/03/2013)
 
-Al ladrón de su derecha, que le pide un recuerdo en el reino, también lo perdona y lo salva: "hoy estarás conmigo en el paraíso".

-Jesús perdona y ama, sobre todo en el momento supremo de su entrega, cuando exclama: "Padre, en tus manos encomiendo mi espirítu".

Esta es la última lección del Maestro desde la cruz: Misericordia y el perdón, frutos del amor. ¡A nosotros nos cuesta tanto perdonar! Pero si lo hacemos, la experiencia del amor de Jesús que nos excusa, nos perdona y nos salva, no nos costará tanto a mirar a todos con una ternura que perdona con amor y absuelve sin mesquindad".

San Francisco de Asís lo expresa en su Cántico de las Criaturas: "Alabado seas, oh Señor, por aquellos que perdonan por tu amor".

Las distintas bendiciones se realizaron a las 7:00 y 10:00 a.m., 12:00 i.m., 5:00 y 7:00 p.m., las cuales se vieron repletas de cientos de feligreses.

 
Llegada de la procesión a la parroquia para la misa de 10:00 a.m. (24/03/2013)
 
 
 
Fuente y fotos (1-3): Carlos Fernández Canul / Fotos (4-5): Santiago Canto Sosa