Volver a la portada

Clausuran el Año de la Fe en la parroquia San Luis Obispo

Nota del 27 de noviembre de 2013.
 

Domingo 24 de noviembre.- "Esta es una oportunidad para revisar si hemos logrado una verdadera conversión y ojalá veamos los frutos para el reino de Dios...", destacó el Pbro. José Luis Canto Sosa, al declarar clausurado el Año de la Fe en solemne Eucaristía celebrada esta mañana en el templo de San Luis Obispo. Ante numerosos fieles, declaró clausurados los trabajos del Año de la Fe, el cual fue iniciado por el Papa Emérito Benedicto XVI el 11 de octubre del 2012 y clausurado en todo el mundo por el Papa Francisco.

 
 

En su mensaje dominical, Canto Sosa mencionó: Hoy, celebramos con solemnidad a Cristo Rey del Universo y terminamos el año litúrgico del tiempo ordinario para iniciar el tiempo de Adviento; de igual manera, terminamos el Año de la Fe. Es necesario hacer reflexiones sobre la importancia de nuestra fe; cuando fuimos bautizados recibimos la fe. Ojalá veamos estos frutos y que estas actividades nos ayuden a crecer.

El Párroco continuó: pidamos en un minuto de silencio para crecer en nuestro comportamiento y todas las obras redunden en bien de la comunidad, ser hombres y mujeres de oración diaria que todas nuestras acciones estén revestidas de la misericordia del Señor. Pidamos a María Santísima ayuda para comprometernos servir a los demás, ser discípulos y misioneros y ofrecer en nuestra parroquia un ministerio de servicio para todos; prendamos una vela en el Cirio pascual para renovar nuestra profesión de fe, ya que este fuego es la luz de Cristo y del mundo, la cual ilumina nuestras vidas...

En el intermedio de la misa, Canto Sosa realizó la Renovación de la Fe y el compromiso a más de 50 catequistas de la parroquia, bendiciendo rosarios y hacer entrega de los mismos, invitándolos a seguir llevando con amor la palabra de Dios para educar en la fe a los pequeños que tienen a su cargo.

En todas las celebraciones de este domingo, se efectuaron las respectivas clausuras del Año de la Fe.

 
 
 
Fuente y fotos: Carlos Fernández Canul