Volver a la portada

Celebración del Corpus Christi 2011

Nota del 28 de junio de 2011.
 

Jueves 23 de junio de 2011.- Numerosos católicos celebraron con júbilo por la tarde-noche el tradicional Corpus Christi (Cuerpo y Sangre de Cristo). Esto inició con la celebración de la Eucaristía en el Templo Parroquial de San Luis Obispo, que estuvo a cargo del Párroco José Luis Canto Sosa, acompañado por los Presbíteros Armando Rosado Cel, Francisco Santos Hernández, y Marco Antonio Martínez Jiménez (responsables del Curso Introductorio "Santa María de Guadalupe").

 

En su homilía, el P. Canto Sosa mencionó que esta fiesta comienza en el Siglo XIII, un movimiento eucarístico que se origina en la ciudad de Lieja, Bélgica, en 1246, por una revelación de Jesús a la religiosa agustina Juliana del Monte Cornillón, quien le solicita una conmemoración especial de la Eucaristía; Santa Juliana tiene la visión de la Luna con una mancha, que interpreta como la necesidad de establecer en la Iglesia una fiesta solemne a la Sagrada Eucaristía. En 1264, el Papa Urbano IV, estando en Orvieto, establece esta fiesta que se llamó Corpus Dominis (el Cuerpo del Señor), a partir del milagro eucarístico de Bolsena, Italia, cuando se aparece la Sangre de Cristo a un sacerdote en la hostia, en el momento de la Consagración. El "corporal" se llenó de sangre humana; este suceso conmueve al Mundo y desde ese tiempo se le venera, al igual que todos los días. Aquí lo tenemos expuesto al Santísimo en la Adoración Perpetua, para que platiquemos con Él, no lo dejemos solo, y Él está presente con nosotros todos los días, y como buenos cristianos debemos de crecer con Jesús todos los días y dar testimonio de Él.

 
 

Posteriormente, inició la procesión, el Sacerdote con el Santísimo en la mano subió sobre un bonito altar, instalado en una camioneta y postrado recorrió los distintos Altares, que como ya es una tradición en ellos se exponen infinidad de frutas de la región y arreglos florales. La procesión recorrió las calles 17, 22, 23, 20, 15, 22 y 17.

Esta vez se colocaron altares en las esquinas de la Lonchería "Marisol", en casa de doña Otilia Sánchez, en la esquina de la casa de la familia Alpuche, en la casa de la familia González Castellanos, familia Carvajal Padilla, familias Suárez Rodríguez y Avilés Puga.

Para finalizar, el Sacerdote dio la bendición a todos los feligreses en el Templo de San Luis Obispo.

 
 
 
 
Fuente y fotos: enviadas por Carlos Fernández Canul, el 24 de junio de 2011