Volver a la portada
Cambio de párroco en Bécal y en Nunkiní
 

Bécal. 17/01/07.- (Rosendo Balam). Esta noche, entre voladores, música de charanga y aplausos, fue recibido el presbítero Fernando Manzo Barajas, al asumir la parroquia de la Natividad de Nuestra Señora, ante el Obispo de Campeche, Ramón Castro. Cientos de católicos acudieron al acto, donde se despidió al sacerdote Manuel Domínguez Martínez, quien estuvo por espacio de cuatro años y cuatro meses. En el evento, también se dieron cita numerosos sacerdotes, entre ellos Basilio Ochoa, José Liborio Bucio, Pedro Mena, Próspero Huchín, Leopoldo Flores Pérez, Miguel Carrillo Nieto, Juan Carlos Centeno Cruz y el diácono Francisco Verdejo Aguilera.

El obispo presidió las ceremonias en Bécal y Nunkiní. Foto: en la parroquia de San Diego
 

El Obispo de Campeche, al enviar su mensaje a la grey católica, pidió apoyar al presbítero Fernando Manzo Barajas, porque él no va poder sólo, así como se hace necesario trabajar de ahora en adelante para evitar el crecimiento del sectarismo, siendo éste uno de los principales compromisos.

Manzo Barajas se desempeñaba como rector del Curso Introductorio Santa María de Guadalupe, en el barrio de San Isidro -de Calkiní-, en donde fue sustituido por Liborio Bucio Lima, quien tendrá a su cargo a once jóvenes.

El padre Fernando, quien se notaba emocionado, señaló que éste es un compromiso que hace con la comunidad becaleña en donde trabajará sin descanso, yendo a visitar a los enfermos, a los ancianos, y a los pobres, que son los que requieren de algún respaldo.

Hubo aplausos durante la bienvenida a Manzo Barajas, lo mismo que buenos deseos a Domínguez Martínez. Después de la ceremonia, se realizó un convivio.

 
 
Imagénes de la ceremonia en la Parroquia de la Natividad de Nuestra Señora, en Bécal. Enero de 2007
 

Nunkiní. 18/01/07.- (Rosendo Balam). Los católicos recibieron con algarabía al presbítero Miguel Angel Carrillo Nieto, nuevo párroco de Nunkiní, estando presente el Obispo de Campeche, quien hizo la entrega formal al sucesor de José Luis Yé Ehuán, quien desde el martes se hizo cargo de la iglesia de San Isidro Labrador de Seybaplaya, Champotón.

La bienvenida al padre Miguel se dio a una cuadra de la Parroquia de San Diego de Alcalá, y al compás de la cabeza de cochino -con el baile de La Angaripola-, fue llevado para iniciar con la celebración. El sonar de voladores y campanas no se hizo esperar, lo mismo que los aplausos de numerosos invitados.

En el encuentro estuvieron los sacerdotes Fernando Manzo, Rogelio Ávila Gamboa, Martín Mena, Leopoldo Flores, Basilio Ochoa, Próspero Huchín, y el diácono Francisco Verdejo. En su mensaje, Mons. Ramón Castro indicó que los nunkinienses deben sentirse afortunados porque llegó uno de los mejores sacerdotes que se tenía en el Estado de México, y que viene por espacio de tres años. El Obispo señaló que es necesario ayudar para seguir llevando la fe en Nunkiní; "es importante apoyar al padre Miguel, quien viene con la mejor intención de tabajar".

Ávila Gamboa, Mena y Yé Ehuán, pidieron a la comunidad apoyar a Carrillo Nieto, quien es originario de Atlacomulco, Estado de México, y tiene deseos de dejar huella en ésta tierra. Más adelante, Carrillo agradeció el recibimiento con muestras de cariño, e indicó que se adaptará a costumbres y tradiciones muy arraigadas de los nunkinienses.

 
Imagénes de la ceremonia en la Parroquia de San Diego de Alcalá, en Nunkiní. Enero de 2007
 
 
Fuente y fotos: Rosendo Balam Caamal; 18 de enero de 2007