Volver a la portada
Finalizó la Fiesta en honor de San Luis Obispo, en la Parroquia
Nota del 22 de agosto de 2006
 

Las actividades del 19 de agosto, comenzaron con una celebración litúrgica en la capilla de San Luis Obispo, ubicada en el barrio San Luis.

A las cinco de la tarde, una imagen del santo fue llevada a la parroquia, por integrantes del miniequipo, representantes de los grupos Renovación, Dinámica Matrimonial y Juvenil, entre otros.

A las 18:00 hrs., inició la Misa Solemne en el templo principal, con la asistencia del Sr. Obispo, Mons. Ramón Castro, del Pbro. José Luis Betancourt, y del diácono Francisco Verdejo; así como de las Madres Clarisas, y decenas de fieles.

La imagen de San Luis Obispo, en su salida de la parroquia
 
 
Salida y llegada, con una imagen de San Luis Obispo, proveniente de la capilla del mismo nombre
 

El Sr. Obispo mencionó, en su homilía, que San Luis Obispo fue puesto en el trono de esta comunidad, y no por casualidad. Nació en cuna de reyes, pero vivió en un ambiente especial. Murió a los veintitrés años: "Jesucristo fue su reino".

Al finalizar la misa, que fue acompañada por el Coro Parroquial, la imagen fue bajada de su solio, y llevada en procesión, por cientos de filigreses, en varias calles de la ciudad. En esta ocasión, el recorrido se hizo bajando la rampa (hacia el oriente), caminando por la calle 20 hacia el norte; doblando en la 13 y luego en la 18, y pasando enfrente de las capillas de San Juan Bautista, San Miguel Arcángel y San Luisito.

 
 
El Sr. Obispo, Mons. Ramón Castro, durante su homilía
 
Ministros, integrantes del Coro Parroquial, y demás fieles que participaron en la Misa Solemne
 

Después, la grey tomó la calle 29, llegando a la Japonesa (en la 20), y se continuó en línea recta hacia el centro de la población; los caminantes doblaron a la izquierda, subiendo la rampa; entraron al atrio y posteriormente a la nave principal de la parroquia, donde la imagen sacra fue colocada de nuevo en su solio, ante los aplausos y vítores de los congregados.

Al término, se quemaron "toritos" y un "ciprés" en el Parque Aurora, y las autoridades eclesiásticas acudieron al local de la Sociedad "Aurora", donde se efectuó un convivio con decenas de filigreses. Se puso en escena la obra Noh Beh "El Camino Real... Las Fiestas de mi Pueblo", a cargo del ITESCAM.

 
 
La procesión, en su paso por la calle 20
 
Inicio de una obra cultural, a cargo del ITESCAM
 
 
Fotos: Santiago Canto Sosa