Calkiní, 15 de septiembre de 2020
 
Grupo "Génali" presenta "Diaria Avis" y otros dos libros, el 15 de septiembre de 2001
 
 

El 15 de septiembre de 2001, en la Casa de Cultura, fue presentado el libro “Diaria Avis”, antología literaria del grupo “Génali”, patrocinada por el Ayuntamiento de Calkiní.  Ese sábado, en el mediodía, también se dieron a conocer los volúmenes: “Destellos del bambú” de Ramón Iván Suárez Caamal e “Y otra vez el amor” de Ramiro Suárez Huchín.

Se contó con la asistencia de autoridades municipales: Andrés Mijangos Uribia (en representación de la alcaldesa Sonia Cuevas Kantún), Julio Alpuche Padilla y Jorge Cocón Collí (funcionarios de la Dirección de Educación, Cultura y Deporte que organizó el evento).

 

La antología, cuyo título refleja la prolífica producción de los escritores de “Génali”, consta de 154 páginas en las que sus autores -la mayoría de ellos acudieron a este festival- despliegan sus recursos literarios, al entretejer pensamientos y sentimientos en expresiones que a la luz del mundo puedan expandirse en diversas latitudes.

La mayoría de los poetas y narradores participantes son originarios de esta ciudad o en alguna ocasión residieron en el terruño de los Ah' Canul. Ellos son: Dulce Heredia Lira, Elmer Cocom Noh, Ramiro Suárez Huchín, Waldemar Noh Tzec, Vianey Suárez Mc-liberty, Ernesto Rodríguez Moguel, Miguel y Ramón Iván Suárez Caamal, y Santiago Canto Sosa.

Los creadores de “Diaria Avis” leyeron fragmentos e hicieron comentarios referentes a su obra, de la que Noh Tzec expresó que es fruto de la entusiasta labor de mucho tiempo.

Es digno de mencionar, que el grupo “Génali” fue fundado en 1973 (por Waldemar y Ramón Iván), aunque su nombre lo adquirió en 1980. Por lo tanto. Esta institución cultural sigue palpitando en la sociedad; su vasta producción de más de 50 tomos, en colectivo o individualmente, merece ser reconocida como lo hizo el Ayuntamiento en esa ocasión, al publicar diversos géneros que cultivan los escritores de “Génali”: poesía, cuento, novela, etc.

Posteriormente, fue presentado el libro “Destellos del bambú” (versos de estilo japonés, como tankas y haikús) que Ramón Suárez ha cultivado desde hace muchos años y que se recogieron en 82 cuartillas, auspiciadas por el Instituto Quintanarroense de la Cultura.

Además, se comentó “Y otra vez el amor”, poemario de Ramiro Suárez Huchín en el que -según Mingrelia Ballina González- el autor “logra domesticar la bestia dormida en sus adentros. Crece vigorosamente y vuelve con su aliento singular a los brazos del amor para dialogar, reír o llorar estremecido”.

 
 

12 días antes de la presentación de la antología, escribe algunos comentarios para el Suplemento Cultural del Periódico "Tribuna" de Campeche. De ese texto, extracto lo más importante:

En "Diaria Avis" se mezclan diversos tonos. Las nuevas obras de los autores compilados establecen una ciudad de metáforas,  hipérboles y desenlaces bifurcados en sus caminos creativos.

Acuden al regazo de papel, jóvenes que alientan el fuego de la imaginación venturosa: Ernesto Rodríguez Moguel, Meztli Vianey Suárez Mc-Liberty, Dulce Heredia Lira, Waldemar Noh Tzec, Miguel Angel y Ramón Iván Suárez Caamal, Elmer Cocom Noh, Santiago Canto Sosa y Ramiro Suárez Huchín.

Se transcriben algunas líneas del prólogo (presentación): “... los poetas no son diferentes a nadie. No son seres raros ni misteriosos. Son igualmente humanos como tú, como yo. Son peatones que transitan en las calles de un pueblo o de una ciudad cualquiera. En otras palabras, los poetas y narradores son Diaria Avis, ave de todos los días. De tan familiares, pasan desapercibidos. No los tomamos en cuenta hasta que un día su palabra se convierte en luminaria.

Diaria Avis no sólo es una frase híbrida en un juego de palabras; a nuestro entender, representa un modo de ser, vivir, de concebir la creación del arte en general.  Esta es la razón por la que esta antología literaria lleva ese título. Con este recuento de voces, el Grupo Literario ‘Génali’ celebra (...) años de fundación, de ser un colectivo, una sola voz que clama en el sureste mexicano su verdad poética. En esta antología, se ofrece una muestra representativa de los diversos géneros que cultivan los integrantes de ‘Génali’: poesía, cuento, novela.”

Calkiní es una de las pocas poblaciones del país en la que se concentran numerosos escritores. En el caso del grupo “Génali”, aunque no todos radican en ella, sí conviven constantemente, cada vez que es posible. Lo importante de esto, es que entre todos cubren el vasto panorama de la Frontera Sur, ya que en cada uno de los Estados de Tabasco, Chiapas, Yucatán, Quintana Roo y Campeche, labora con denuedo al menos uno de sus integrantes, cultivando algún género.

En otra oportunidad haré un comentario amplio sobre esta publicación, que se une al gran número de libros y revistas que han visto el feliz abrazo en la cultura regional. Mientras tanto, he aquí un fragmento de “Recuento de algunas cotidianidades”, de Waldemar Noh Tzec:

“en cada esquina
de lunes a domingo
el caliente asfalto mordisquea en los descalzos pies del indio vivo
la desalmada inopia rasga en las raídas ropas del indio vivo
el hambre roe voraz en las tripas y el estómago del indio vivo
al mismo tiempo que el menosprecio
la hipocresía el cinismo la mentira y el abuso del ladino
muerden con dientes de cien lagartos
en la desamparada paciencia del indio vivo”.

Anticipo dos retazos de un episodio de novela de Ernesto Rodríguez:

“Quedó pensando lo último que dijo y en su mente se reproducía algo que nunca hubiera deseado realmente para nadie dentro de su familia: la muerte.

La muerte para ella era solamente un paso más, un cambio que lleva al olvido, que arrasa el corazón, que desgrana las estrellas y las reparte entre la noche y cuando llega el sol se las traga poco a poco. Jacinta sabía que en este viaje no había retroceso.”

 

Integrantes del Grupo "Génali", autoridades y personalidades

Explanada del Palacio Municipal de Calkiní. 15 de septiembre de 2001
 
Texto: Santiago Canto Sosa / Imágenes: Portadas de libros // Foto: Francisco Cauich Pat