Calkiní, 13 de junio de 2022
 
Ordenación Sacerdotal de Ramón Valladares Collí
 
 

En la mañana del jueves 9 de junio, se realizó en emotiva ceremonia la Ordenación Sacerdotal de Ramón de Atocha Valladares Collí, originario de esta ciudad, ritual que tuvo lugar en la Parroquia San Luis Obispo.

Mons. José Francisco González González, Obispo de Campeche, tuvo a su cargo la ordenación presbiteral; estuvo acompañado de 50 sacerdotes de la Diocésis y de otros estados del país.

Antes de la ceremonia, el diácono Ramón de Atocha salió de la Capilla de la Purísima Concepción; lo acompañaron familiares y vecinos del barrio La Concepción, junto con tronar de voladores y música de charanga.

Presbítero Ramón de Atocha Valladares Collí (09/06/2022)
 
 

Ramón de Atocha hizo su entrada al recinto católico, acompañado de sus padres y hermano; le seguían varios sacerdotes (incluido el párroco Fernando Manzo Barajas) y el Obispo de Campeche, al igual que el Obispo de San Andrés Tuxtla, Veracruz, Mons. José Luis Canto Sosa (originario de Calkiní).

El ritual inició. El sacerdote Ponciano Can Naal dijo: En primer término, damos paso a la  elección del candidato al presbiterado; será llamado por el diácono, luego será presentado al obispo para su incorporación a la orden de los presbíteros. Acérquese el que va a ser llamado presbítero.

Ramón de Atocha es originario de San Luis Obispo, en Calkiní; primero de los dos hijos de Martín Valladares Rodríguez y de María Elsy Eneyda Collí Tzek; su hermano se llama Adán Jesús". (Se leyó el curricular de estudios y preparación del diácono). Señor Obispo, la Santa Madre Iglesia pide que sea ordenado a este hermano nuestro". ¿Sabes si es digno? -preguntó el Obispo. "El pueblo y quienes lo conocen piden que sea ordenado". El obispo dijo: a nombre de la Iglesia lo ordeno presbítero.

 
 

Ramón de Atocha, boca abajo, en el piso de la parte anterior al altar mayor, escuchó la lectura de letanías. Acto seguido, sus padres entregaron su vestimenta; un sacerdote vistió al nuevo clérigo, quien subió al altar y el Obispo le leyó sus compromisos y promesas. De rodillas ante el Obispo, las manos de Ramón de Atocha fueron ungidas con los Santos oleos. Después, de frente al pueblo, el Obispo le impuso las manos sobre su cabeza; lo mismo realizaron los 50 sacerdotes que atestiguaron el ritual.

En su mensaje, Mons. José Francisco González mencionó: Hoy es un día muy especial, porque celebramos el día de Jesús eterno sacerdote. Ramón, eres llamado al orden sacerdotal para que dediques toda tu vida el ministerio sacerdotal.

Hoy, Jesús lo manifiesta: el sacerdote debe aprender a ofrecer el sacrificio Eucarístico; pide mucha entrega, por eso es un sacrificio. El sacerdocio no es un trabajo, es una vocación, requiere disponibilidad; deber ser dócil oveja de Jesús, para seguir sus pasos, aprender del sacerdocio de Cristo. Es un don ser pastor del Señor; hay que ver las tentaciones que el mundo presenta. Que en los momentos críticos, el pastor sea puro de pensamiento

 
 

Haz hecho y firmado tu celibato de vivir, tu celibato, tu ministerio. Vivimos en una época de erotismo que a todos arrastra; para eso, requiere hacer penitencia, porque si no su corazón se llena de lodo, y no saber llevar las enseñanzas del señor; el pastor sea puro de pensamiento, sobresalir en el actuar, compañero por su humildad por los que hacen el bien... No dejes de hacer el bien, firme por el celo de la justicia, firme contra los vicios de los pecadores. Has estado en estos meses bajo la mirada de la Inmaculada Concepción; pídele a ella que te acompañe siempre. Al final, digas todo esta consumado. Dios te guíe y todo tu ministerio lo dediques a él.

Para finalizar, el nuevo presbítero agradeció a todas aquellas personas que lo apoyaron durante su formación. Luego, en compañía de todos los sacerdotes, posó para las "fotos del recuerdo".

El Coro de las Madres Clarisas tuvo a su cargo los cantos religiosos, dirigidos por Armando Caamal Matos.

Posteriormente, en el local social "Aurora", se llevó a cabo un convivio.

 
 
 
Texto: Carlos Fernández Canul / Santiago Canto Sosa // Fotos: Santiago Canto Sosa.