Calkiní, 28 de julio - 17 de agosto de 2022
 
Ceremonia de Graduación. Generación 2018-2022 de la Normal de Educación Especial
 
 

El miércoles 27 de julio, la Escuela Normal de Licenciatura en Educación Especial efectuó su Ceremonia de Graduación.

El evento se realizó en el local social “Aurora”, donde 21 jóvenes recibieron su constancia de estudio -en la Licenciatura en Educación Especial “Jean Itard”- de manos de autoridades civiles y educativas.

En el inicio del acto protocolario fueron presentados los miembros del presídium: la Subsecretaria de Educación Básica y Normal, Martina Kantún Can; la diputada Irayde Avilez Kantún; la madrina de la Generación 2018-2022, Candelaria Pech Maldonado; El representante del SUTGESE, Adrián Guerrero Silva; la presidenta municipal, Juanita Cortés Moo; los directores de las Escuelas Normales de Calkiní: Susana Arvez Pérez (Preescolar), Adolfo Mayor Cuevas (Primaria), Roberto Chuck Huicab (Educación Física) y Jesús Pinto Barredo (Especial).

Pinto Barredo dirigió un mensaje a los graduantes, del cual hago una síntesis:

Durante los 30 años de nuestra escuela, esta es la XXVII Generación de estudiantes y primera de Licenciados en Inclusión Educativa que egresan, Generación 2018-2022 que lleva por nombres Jean Marc Gaspard Itard.

Itard cree incondicionalmente en el principio absoluto de la educabilidad. Un modelo para todos los que van a cuidar de la discapacidad y la educación especial.

¿Educación Inclusiva o Inclusión Educativa? Se discurre acerca de la necesidad de mirar a las escuelas a partir de planteamientos derivados de la educación inclusiva y la educación multicultural, donde la diversidad represente oportunidades para la formación de niñas, niños y jóvenes de manera integral.

 
 

Esta inclusión educativa es realizada por ustedes jóvenes egresados, maestros y maestras que tienen en sus manos las herramientas y estrategias que les permitan enseñar y conducir a nuestros niños especiales con o sin discapacidad.

La satisfacción de ver la culminación de una carrera profesional nos lleva a sentir el potencial que tenemos, nos da la seguridad para afrontar todos los retos de nuestra vida y sentirnos que somos capaces de lograr todo lo que queremos.

Estoy seguro de que todos ustedes son capaces de refrendar su título profesional con humildad y buen nombre.

No me queda más que felicitarlos por todo el esfuerzo que hicieron para lograr sus metas; a los padres de familia por apoyar a sus hijos; a mis compañeros maestros que los guiaron por la senda de la luz del saber; al personal administrativo y manual por poner su granito de arena en la culminación de la preparación profesional de estos jóvenes.

Se dio paso a la entrega de documentos a los 21 egresados, por quienes José Emiliano Balán Dzib dijo el discurso de despedida. Una parte de su texto:

A partir del momento que ingresamos en la Escuela Normal de Educación Especial, empezamos a construir nuestra profesión, a fortalecer la vocación y a reafirmar el compromiso de servir a los demás. En cada uno de sus espacios adquirimos competencias necesarias, no sólo para enseñar a niñas, niños y jóvenes con o sin discapacidad, sino los valores que cimientan nuestra identidad como normalistas: Responsabilidad, Honestidad, Empatía, Calidad, Colaboración, Confianza y Servir.

 
 

Ser docente de educación especial implica transmitir conocimientos, construir valores, vivir el crecimiento, desarrollar la personalidad y la capacidad para tomar decisiones. La docencia es una herramienta valiosa para la transformación social y ofrecer un sistema educativo inclusivo.

En todos los rincones, el uso de la palabra “inclusión” está de moda, se une indistintamente a educación, centro educativo, actividad, deporte, sociedad, de forma habitual para dar énfasis en la aceptación de todos, en la no exclusión. Pero la realidad es distinta, ni la educación, ni los centros educativos, ni las actividades, ni el deporte, ni la sociedad serán verdaderamente inclusivo si no somos capaces de cambiar la mirada, de ver capacidades donde otros ven discapacidades; de ofrecer contextos flexibles que permitan que todas las personas puedan participar y obtener logros, contextos donde no existan barreras que les impidan estar, sentirse acogidos y desarrollar así su pleno potencial.

…el modelo inclusivo no niega que haya diferencias individuales, puesto que todas las personas somos únicas y diferentes; este modelo se centra en que es la sociedad la que promueve la exclusión, en que la discapacidad es una construcción social, y que la inclusión no es un premio sino un derecho. De esta forma, la exclusión estaría por lo tanto en nosotros mismos, en nuestra mirada.

Que el éxito no nos impida recordar lo más importante que hay en la vida que es ser agradecido. Sabemos que algunos nunca más podremos abrazar a las personas que siempre nos han apoyado e incluso a los que hoy en día lamentablemente no se encuentran presentes. Sin embargo, tenemos que demostrar lo agradecidos que estamos por regalarnos la oportunidad de estar aquí presentes.

A continuación, Candelaria Pech Maldonado leyó su mensaje a los profesionistas:

Es una noche tan especial para todos los aquí presentes, y para mí un gran honor ser la madrina de esta generación.

La graduación es la coronación de un proceso que se logra culminar; pero, que hay detrás de este proceso: sin lugar a dudas existen problemas, presiones, alegrías, sustos, sacrificios, apresuraciones, angustia, satisfacciones, temores, en fin un gran número de sentimientos, situaciones y esfuerzo por todos y ante este logro quiero expresarles mi más sentidas ¡Felicitaciones!

 
 

Ustedes han sido formados con principios de humildad, respeto, compromiso y dedicación al servicio de los niños, adolescentes y jóvenes vulnerables con discapacidad o múltiples discapacidades, bajo un enfoque de Inclusión Educativa. Estos niños vulnerables necesitan triunfar en la vida educativa, social y comunitaria, y esa es su misión.

Con este solemne e inolvidable acto de graduación, se pone el broche que cierra una etapa muy importante de su vida. Pero no es el fin del caminar; celebremos la apertura, el principio de esta etapa no menos importante su incorporación al mundo profesional, de nuevas oportunidades en el que se pondrán al servicio de la sociedad, con los conocimientos, habilidades, valores y saberes adquiridos y consolidados a lo largo de esta bella y noble carrera llena de humildad y amor hacia los niños vulnerables.

Agradezco el apoyo de cada una de las familias que los han animado a llegar hasta el final tras varios años de dedicación y esfuerzo. Sus amigos y amigas han sido testigos directos de las ilusiones, de los logros y en ocasiones de los desalientos para poder ser hoy LICENCIADOS EN EDUCACIÓN ESPECIAL EN EL ÁREA DE INCLUSIÓN EDUCATIVA.

Los egresados cantaron “Sin límites”, considerado el himno de la institución, que al mismo tiempo interpretaron con lengua de señas mexicana; esta participación fue dirigida por Alfredo Briceño Huchim (autor de la canción).

Por último, a los nuevos profesionistas y, a las autoridades (en el presídium), se les tomó “las fotos del recuerdo”.

Cabe señalar que antes de la ceremonia, Deiby Dzib Puc interpretó melodías con su “Sax Romántico”, y durante la cena de egresados, padres de familia, personal de la escuela e invitados, hizo lo mismo como integrante del "Dueto de los Romances" (su hijo Dylan Dzib Interián toca el violín).

 
 
 
Texto y fotos: Santiago Canto Sosa. Discursos: Participantes.