Calkiní, 28 de julio de 2009
 
Palabras de Despedida
 

Por Guadalupe Concepción Canto Collí, en nombre de sus compañeros

 

"Libre y para mí sagrado, es el derecho de pensar...

La educación es fundamental para la felicidad social;

es el principio en el que descansan la libertad

y el engrandecimiento de los pueblos".

Benito Juárez
Guadalupe Concepción Canto Collí
 

Muy buenas noches:

Distinguidas autoridades que conforman el presidium.

Estimados maestros.

Público en general.

 

Gracias a todos por estar aquí...

Como egresada de la Escuela Normal de Licenciatura en Educación Primaria, representa un verdadero honor para tí tomar la palabra en nombre de todos mis compañeros graduados en esta noche tan especial. Una noche que marca el fin de una importante etapa de nuestras vidas. En noches como ésta, tenemos sentimientos encontrados, una alegría enorme por haber conseguido una meta personal pero a la vez mucha expectativa de lo que ocurrirá de ahora en adelante. Atrás quedan muchos recuerdos, recuerdos que nos acompañarán por el resto de nuestras vidas. Al recordarlos podemos notar cuánto hemos cambiado en estos años y cuánto hemos aprendido, de cómo todo lo vivido aquí ha contribuido a hacernos no sólo buenos estudiantes sino también cómo ha contribuido a que nos hagamos mejores personas.

Agradecemos a la honorable Escuela Normal de Licenciatura en Educación Primaria, por darnos la oportunidad de ser parte de su comunidad educativa. Durante nuestros años de estancia hemos podido observar el compromiso y esfuerzo por mantenerse como una Institución vanguardista, competitiva y reconocida entre las mejores.

Maestros, una mención muy especial a ustedes, quienes representan uno de los pilares más importantes en nuestro proceso de formación profesional. Por su paciencia, dedicación y profesionalismo durante las cátedras; por su compromiso personal al brindarnos atención individual; por escuchar nuestros problemas y por exigir lo mejor de cada uno de nosotros, para una superación permanente, muchas gracias.

A nuestros padres y familiares: les queremos dar las gracias por todo el apoyo incondicional, por su compromiso y buenos consejos que nos brindaron, por su confianza en que sí lograríamos llegar a la meta.

No existe mejor herencia que unos padres puedan dar a sus hijos que la oportunidad de una excelente educación, ya que con ello nos otorgan la posibilidad de ser personas capaces de salir adelante con nuestros propios recursos; muchas gracias por ello.

A mis compañeros y amigos graduados, el día de hoy será el inicio de una etapa distinta de nuestras vidas, con un gran cúmulo de experiencias de vida y satisfacciones personales, que nos ayudarán al logro de nuestros objetivos.

La competitividad laboral, demanda profesionales preparados, comprometidos y ávidos de nuevos conocimientos. Día a día, enfrentaremos nuevos retos y por ello no podemos ni debemos quedarnos estáticos, sino debemos estar dispuestos a enfrentarlos.

Compañeros, los invito a mirar el futuro con el optimismo que tienen aquellos que confían en sus capacidades y a sabiendas de que al recibir hoy nuestro título, tras meritoria labor, no hemos alcanzado la meta final, ni han concluido nuestros estudios y desvelos, pues es ley que en las cosas de la vida no se llega jamás al final, cada etapa prepara otra nueva y detenerse es agonizar.

No olvidemos que quienes hemos recibido tanto, tenemos el compromiso de dar, de devolver, de servir.

Hoy sólo me resta decir, que el compromiso de cada uno de nosotros es poner en alto el nombre de nuestra Escuela Normal de Licenciatura en Educación Primaria, quizá no con reconocimientos, premios o algún otro documento que avale la gran capacidad con la que cuenta cada uno, sino es a través de la enseñanza de nuestros pupilos que se verá reflejada la gran calidad de maestros que se graduaron en esta institución, recordando que "no es maestro el que transmite información sino el que es capaz de captar la atención de su pupilo haciéndole comprender aquello que enseña" y saber que "educar a un individuo no es enseñarle cosas nuevas sino tomarlo de la mano, y, junto con él descubrir nuevos horizontes".

Recordemos que: ¡La confianza en sí mismo, la actitud positiva y la perseverancia son los argumentos claves para triunfar!

"Ser hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy. Este es el gran objetivo de la vida".

Amigos y compañeros les deseo el mayor de los éxitos en su desempeño profesional.

Gracias...

 
 
 
Fuente: Texto proporcionado por directivos de la escuela; 16/07/09 // Foto: Santiago Canto Sosa