Calkiní, 25 de diciembre de 2002 - 21 de diciembre de 2020
 
"Navidad sin luz" en diciembre de 2002
 

El martes 24 de diciembre de 2002, la mayoría de las familias calkinienses se reunió en sus domicilios para conmemorar uno de los acontecimienos más importantes de la era. Desde la mañana, padres e hijos recorrieron establecimientos comerciales con la finalidad de adquirir ropa y alimentos para festejar la fecha.

Durante la semana anterior, en colegios e instituciones oficiales y particulares se realizaron posadas, festivales y convivios, con la representación de personajes del entorno navideño.

Festival navideño en la escuela primaria "Carmen Meneses" (18/12/2002)
 
Festival navideño en la escuela primaria "Carmen Meneses" (18/12/2002)
 

Como en las dos últimas décadas, los habitantes celebraron con cenas, bailes y quema de petardos, el nacimiento de Jesucristo en Belén.

En la Parroquia de San Luis Obispo se realizó una Misa, minutos después de las diez de la noche. Posteriormente, los asistentes departieron -con familiares y amigos- la espiritualidad que muchos de ellos aún mantienen viva en sus corazones.

En viviendas y calles se instalaron mesas y sillas para compartir el pavo y la cerveza. En algunos sectores de la ciudad, la energía eléctrica frenó su presencia, como ocurrió en el barrio La Concepción desde las 19:00 hrs. A las 22:00 hrs., la luz artificial se fue en toda la localidad, lo que no impidió los preparativos del evento decembrino.

 
Reuniones en penumbras, en "La japonesa", sector del barrio San Luisito (25/12/2002)
 

A pesar de los fuertes pagos de la población a la Comisión Federal de Electricidad, por los excendentes en el consumo de energía, durante el horario de invierno, los calkinienses se esmeraron en disfrutar de la reunión con sus seres queridos.

En domicilios de las calles 17, 27 y 20 la luz no regresó. Se dijo que hubo fallas en varios transformadores. Eso no limitó el nivel de diversión e intercambio de regalos entre parientes. Hace mucho tiempo que la oscuridad no imperaba en navidades de este pueblo que durante varios meses careció de iluminación en sus parques y avenidas.

En la residencia paterna de quien esto escribe, las velas encendieron la ilusión del encuentro con hermanos y sobrinos. Como en otras casas del rumbo, las estrellas se hicieron visibles, lo que motivó el recuerdo, la nostalgia y los sentimientos de caridad.

 
Convivios en la calle 23, en el barrio San Miguel Kucab donde hubo luz eléctrica (25/12/2002)
 
Fotos: Santiago Canto Sosa