Inicio de la página
Reflexion ... ando
 

No es lo mismo el supuesto...que el hecho

29 de febrero de 2020

 

La suposición consiste en dar por cierto algo a partir de deducciones o conjeturas; intenta definir las causas pero no tiene ningún tipo de corroboración experimental, o sea, un chisme hecho verdad por una posición, un apellido, un nombre, una amistad, o simplemente el pago de alguna factura. No es un fenómeno extraño en esta sociedad tan corrompida y lapidada por la mentira y la falsedad, de hecho es tan común que por este conducto se han determinado sucesiones inmediatas, injusticias a las que el tiempo ha dado el valor de verdad, y caminos que continúan siendo caminados por los mismos supuestos, perdón, los mismos sujetos que a lo único que necesitan estar sujetos es a una falta total de conciencia y a la serenidad para afirmar ante el verdugo: ¡culpable, cercenen la cabeza!

Para evitar supuestos se invita a enfrentar la vida cotidiana con valentía y seguridad para ir formando una conciencia crítica y reflexiva (Má, sonó bonito pero la pregunta obligada: ¡Y eso que ingaos es!

La sociedad actual se mueve entre la política, la moral, la religión y anexas, luego entonces porqué anda dando de tumbos, cuando en los partidos políticos giran y vuelven a girar las mismas personas; la moral descansa el sueño eterno junto a los valores y a las instituciones educativas; padres que como hijos aprendieron y se educaron de manera sólida, pero al momento de ser padres reprochan el haber sido como son y al compás de los sones de una nueva época en la cual no se quiere discordar, empiezan la destrucción sin medida de una auténtica educación que empezaba en casa, ,se fortalecía en la escuela y se practicaba en la sociedad.

Un supuesto general, (mírese como supuesto), sería esa sintomatología social que camina de la corrupción, la violencia, la criminalidad, la drogadicción, la depresión, la prostitución juvenil, los suicidios, en fin, no se terminaría de hacer mención cada vez de más y más cosas, que a la única conclusión que llegaría es que ¡la sociedad va muy mal!, ¿Por qué la sociedad va mal?, ¡Un valiente de los muchos que hay y que dicen tener la receta para hacer brotar agua de las rocas, que son expertos para manejar embarcaciones más difíciles que el Titanic de la manera más rápida, fácil y con la izquierda! Pero todos callan ante la responsabilidad de producir una verdadera fuerza de trabajo, con una actitud crítica ante los embates sociales que indique con determinación que no se están creando empleados para los de siempre, sino gente pensante que a diario va construyendo su oportunidad para aprender a volar cualquier cielo, sin temor a la rapiña y a la ponzoña.

Formar a un individuo no es cosa fácil, lo difícil es generar una mente crítica que sea capaz de enfrentar a todo lo intrincado que se vaya encontrando en el difícil arte de vivir; Tumbar supuestos es la clave para ir dejando en el camino las anclas que detienen las marchas, y con ello ir recuperando agilidad y habilidad para dirigir los pasos hacia una verdadera libertad de pensamiento, de decisión y de acción: ¡NO ES LO MISMO EL SUPUESTO…QUE EL HECHO!

 
 
Texto: Enviado por Gaspar Ariel Herrera Farfán, el 29 de febrero de 2020