Inicio de la página
Reflexion ... ando
 

La Navidad ...¿en decadencia?!!!

22 de diciembre de 2019

 

La FE y las tradiciones culturales, producto de un pasado lleno de grandeza e historia, habrían de ser los detonantes para reafirmar y consolidar aún más, las raíces y la identidad; hablar de elfos, hadas y enanos son parte establecida en alguna narrativa de la Literatura Universal, que ubica en la geografía mundial, los lugares en que se desarrolla cada historia, que por desgracia se ha convertido en el punto de salida e icono de los festejos que rompen con añejas tradiciones, que así como la reflexión y el pensamiento crítico, van desapareciendo de los programas de enseñanza para caer en la acumulación de datos, que se convierten en irrelevantes, al no encontrarles un uso práctico en la vida cotidiana. ¡Las canciones populares de los abuelos han sido sustituidas por los grandes éxitos de Broadway, y aquellos Reyes Magos de Oriente se han convertido en jóvenes apuestos que semidesnudos, torso al aire, son representados como símbolo sexual tras el rencor reprimido de quienes en un pesebre depositan su esperanza, iluminada por la gran estrella guía, que deja caer sus luces en el rostro de un niño, que se convertiría en el Dios, mesías, convertido en humano para enfrentar en medio del dolor, las imperfecciones de esta sociedad que olvida a propósito, y adopta bajo los intereses del mejor postor, aún en contra de su propia raza. ¡Hay dolor, ya me volviste a dar!, ¡Malinche…su historia, que se repite a diario!

Y así, empieza la ofensiva convertida en política barata que olvida que “felices fiestas” jamás podrá sustituir a “Feliz Navidad”; en las redes sociales salen a relucir los costosos regalos de quienes sí pueden, ante una miseria nacional, que aún la burocracia baja o media, con títulos académicos y responsabilidad comprobada, al comparar salarios, llora por no poder comprar algún regalo decoroso pues todos sus ingresos son pulverizados ante quienes deciden, aceptan, autorizan y se dan el placer de humillar a toda una nación que solo recuerda al creador y los castigos que de él habrían de recibir. ¡A esa gente pudiente así como a los que promueven el consumo en masa les causa enojo las tradiciones arraigadas entre la clase popular, que son las más cercanas a la familia! ¡Ya no más regalos hechos en casa como herencia de un José carpintero, que ha sucumbido ante la tecnología japonesa y estadounidense! ¡Dónde se escondieron las posadas de colonias y barrios o en los mismos vecindarios, que eran motivo de fiesta! ¡En donde la jeringoza era motivo de disfrute y verdadera convivencia entre todos! ¡Se ha convertido el arrullo del Niño en arrollo de mezquindades en donde la envidia y la soberbia han sepultado a la humildad y la convivencia!

Ante este alud de situaciones muy pronto no existirá dato alguno que haga la diferencia entre “Navidad” y cualquier fiesta comercial; la pobreza seguirá ganando adeptos que se venden de por vida a las grandes cadenas de explotación que otorgan todas las facilidades para comprar felicidad a bajo precio, pero con un costo tan elevado, que va paulatinamente separando a la familia de sus valores. ¡La burla del pudiente contra la impotencia del enorme ejército de paz que acepta la hipocresía con su acostumbrada bondad, tan solo pensando, en que “LA NAVIDAD…ESTÁ EN DECADENCIA?!!!

¡Feliz Navidad!

 
 
Texto: Enviado por Gaspar Ariel Herrera Farfán, el 20 de diciembre de 2019