Inicio de la página
Reflexion ... ando
 

El sabor de la verdad

1 de diciembre de 2019

 

“La verdad es incontrovertible; la malicia puede atacarla, la ignorancia puede burlarse de ella, pero al final, ¡LA VERDAD ESTÁ AHÍ!” Winston Churchill

Cuántas historias de verdad y de mentira se han perdido en el inmenso desierto de la duda, cuando no se da el tiempo para verificar, comprobar, y con ello decidir para solucionar; que contradictorio resulta todo el proceso que como el más severo juez se califica, cuando sus procedimientos son tan superficiales como el asfalto que ahora se utiliza para componer calles y avenidas que con gusto justifican los altos costos de operación. Si la mentira viene de un “amigo” –aunque un amigo no mentiría jamás-, se convierte en una verdad inmediata que aprieta el gatillo de liberación que al final, cercenará el cuello de quien jugó al verdugo ante la complacencia del “guasón”, que jamás podrá ser calificado como culpable.

Una muy grande sensación ocupa el pensamiento de una sociedad que a fuerza de golpes y humillaciones, empieza un perezoso despertar al atreverse a entrever su propio porvenir, cargado de obscuridad y desesperanza, dándose cuenta de que es poseedor de un instinto maravilloso que lo hace entender que se encuentra en medio de una crisis terrible, que solamente puede ser enfrentada y resuelta, por todos y cada uno de aquellos que la conforman, puesto que a diario por sus ojos, pasa la representación de la ambición y de las pasiones más egoístas, mal cubiertas con mentiras y transparentes máscaras, y en la que se notan los intereses que dividen a la ciudadanía, enfrentándolos unos a otros en un combate silencioso, aunque de antemano se sepa quiénes serían los vencedores que en mezquina burla, tan solo escuchan el aplauso estruendoso de los propios vencidos.

Aunque reducidos aún, ya hay hombres con convicciones para enfrentar esa anarquía despótica y opresora que tal vez tenga en mente, que la pasividad de un pueblo no tiene remedio, y que ni por ser padres, hijos o abuelos, puedan buscar una verdad y enfrentar una mentira., aunque justo eso es lo que está originando ese masivo despertar que Martín Luther King Jr. Establece en la siguiente frase: “Creo que una verdad desarmada junto a un amor incondicional serán las que tendrán la última palabra”; ¡Ahí está!, ¡Y no es la puerta de Alcalá sino la llave de la libertad! ¡Ya alumbra la aurora de la libertad, la verdadera democracia, la equidad y la toma de decisiones con participación ciudadana!; ¡es el momento del me monto en el brioso corcel de la dignidad y del respeto, del valor y de la grandeza!

Aunque nada cierto hay aún, pues no hay presente sin pasado ni futuro sin un buen y sólido pasado y presente, la realidad únicamente se escribiría con lo que se haga; juicios críticos y reflexivos en que la competencia justamente sea manejada por la competitividad y el deseo de servir, caminar y crecer todos juntos en la armonía y el progreso, cambiando la crisis por la credibilidad, en una exposición colectiva de ideas que hagan a un lado las simpatías o los odios y con la sinceridad de las acciones enterrar por siempre los mal utilizados conceptos sobre la mentira y la verdad. Y así, sin temores, adulaciones, o promesas chapulinescas de no dejar el mullido colchón de las prebendas, juntos disfrutar EL SABOR DE LA VERDAD.

 
 
Texto: Enviado por Gaspar Ariel Herrera Farfán, el 1 de diciembre de 2019