El Corazón de Ah' Canul - 73
Inicio
Preguntas y respuestas con algo de ciencia
Acerca del meteorito de Chicxulub y los mayas. (Primera de tres partes).
Gonzalo Sobrino Lázaro
Portada - 73

 

P: ¿Quiénes fueron los mayas?
R: Lo que se sabe de los mayas es que esta civilización verdaderamente genial habitó en la región denominada Mesoamérica, en los territorios actuales de Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y en el comprendido por cinco estados del sureste de México: Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, con una historia de aproximadamente 3 mil años. De dos mil cien antes de Cristo hasta 900 después de Cristo. Actualmente se dice que también habitaron la mitad sur de lo que ahora es Estados Unidos, pero las investigaciones académicas autorizadas no lo han confirmado, por lo que parece tratarse de publicidad turística. 

P: ¿Tuvieron conocimiento los mayas del cráter hecho por el meteorito que cayó en Chicxulub, Yucatán, México? 
R: Sí tuvieron conocimiento de la existencia de ese cráter y lo utilizaron para beneficiar a los asentamientos que habitaron. 

P: ¿Cómo se descubrió el cráter que dejó el meteorito que impactó en la costa de Chicxulub, Yucatán, México? 
R: En 1978 dos geofísicos norteamericanos trabajaban para la Empresa paraestatal denominada Pémex, como parte de una prospección magnética aérea del Golfo de México, al norte de la península de Yucatán. Su trabajo consistía en utilizar datos técnicos para estudiar posibles localizaciones o yacimientos con la finalidad de extraer petróleo. En dicho trabajo, uno de los investigadores encontró un enorme arco subterráneo con una simetría casi perfecta y con la forma de un anillo que medía alrededor de noventa kilómetros de radio. Entonces consultó un mapa gravitatorio de Yucatán que se había hecho dieciocho años antes, en 1960. Esta información se mantuvo oculta 12 años.  

P: ¿Qué otros datos confirmaron la caída de este meteorito? 
R: En 1990, un periodista norteamericano informó del descubrimiento previo de un posible cráter de impacto. Luego, varios investigadores se pusieron de acuerdo e hicieron públicas las muestras ocultas que claramente eran de material de impacto de un asteroide.  

En un trabajo de 1991, fueron descritas las características geológicas y la composición de la estructura de impacto. Sobre el cráter se encuentran capas de roca caliza que alcanzan casi mil metros de espesor. Las dataciones más antiguas de estas rocas sitúan su formación a partir del período Paleoceno, que es la primera etapa de la Era Terciaria, el cual abarca siete millones de años, desde hace sesenta y cinco millones de años hasta hace cincuenta y ocho millones de años. Bajo estas capas hay más de quinientos metros de vidrio y brechas de composición volcánica con aluminio, sodio y calcio.

Estas rocas ígneas de tipo volcánico con aluminio, sodio y calcio fueron encontradas únicamente en la supuesta estructura de impacto; de manera similar, se encontraron grandes cantidades de silicatos de aluminio, sodio, potasio y calcio, así como cantidades pequeñas de óxidos de magnesio y hierro, además de cuarzo chocado; elementos todos, propios de rocas fundidas por impacto. 

P: ¿A qué conclusiones llegaron estos expertos? 
R: Que se trataba de una formación de impacto. También fue descubierto otro arco en la península, cuyos extremos apuntaban hacia el norte. Comparando los dos mapas, se encontró que los dos arcos formaban un círculo, de ciento ochenta kilómetros de diámetro, cuyo centro se encontraba en el mar cerca del puerto de Chicxulub, en el estado de Yucatán, México; a partir de esto, se tuvo la seguridad de que la formación había sido creada por un cataclismo meteórico en la historia geológica. El Gobierno mexicano prohibió difundir estos datos y se mantuvieron ocultos. 

P: ¿Se difundió esta noticia? 
R: No se difundió se mantuvo oculta la información. Pemex prohibió hacer públicos datos específicos, pero permitió a los dos investigadores extranjeros que hicieron el descubrimiento en 1978, presentar sus resultados en la conferencia de 1981 de la Sociedad de Exploración Geofísica. La conferencia de ese año tuvo poca asistencia y su informe atrajo una escasa atención; irónicamente, muchos de los expertos en cráteres de impacto estaban asistiendo a una conferencia en otro país que versaba acerca de los impactos de meteoros contra la Tierra. Aunque los descubridores tenían una gran cantidad de información geofísica, no poseían muestras de roca, ni ninguna otra prueba física de la colisión. 

P: ¿Cuándo se publicaron estos resultados? 
R: Al mismo tiempo, un científico mexicano presentó su hipótesis de que un meteorito extraterrestre había impactado contra la Tierra, y en 1981, desconocedores del descubrimiento de los anteriores, dos estudiantes de una universidad de Estados Unidos publicaron la teoría de un impacto contra la Tierra, y consiguieron fondos para iniciar la búsqueda de un cráter a efecto de corroborar su hipótesis. Al hacer sus exploraciones obtuvieron materiales que incluían arcilla marrón-verdosa con un exceso de iridio, que contenía granos de cuarzo chocado y vidrio alterado; también encontraron depósitos gruesos y mezclados de fragmentos toscos de roca, que se creía que habían sido arrancados de algún lugar y depositados en otro por un gran tsunami probablemente causado por un impacto meteórico contra la Tierra. Estos depósitos se encuentran en muchos lugares, pero parecen estar concentrados en la cuenca del Caribe. Así que cuando un profesor haitiano descubrió lo que creía que era la prueba de un volcán antiguo en Haití, un estudiante de geología gringo sugirió que podía ser un rasgo revelador de un impacto cercano. Las pruebas efectuadas sobre las muestras recuperadas revelaron más cristales, los cuales sólo se forman con el calor de impactos de asteroides y también por detonaciones nucleares de gran potencia, superiores a la de las detonaciones que produjeron las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. 

P: ¿Qué más se descubrió en el cráter dejado por el impacto del meteorito? 
R: A lo largo del borde del cráter, se descubrieron agrupaciones de cenotes, que llevaron a la conclusión que hubo una cuenca de agua dentro de la estructura durante la Era Terciaria, después del impacto. Se planteó la hipótesis de que las aguas subterráneas de esta cuenca disolvieron la caliza y crearon las grutas y cenotes que se encuentran hoy bajo la superficie de la Península de Yucatán. En 1996, un equipo de investigadores de Estados Unidos, estudiando imágenes de satélite de la región, descubrió un anillo de cenotes, cuyo centro se ubicó en el poblado de Chicxulub, que se correspondía con el que anteriormente se había descrito. Se creía que los cenotes habían sido provocados por el hundimiento paulatino de la pared del cráter de impacto. Pruebas más recientes sugieren que el cráter real mide trescientos kilómetros de diámetro, y que el anillo de cenotes, cuya longitud es de ciento ochenta kilómetros, no es más que una pared interior del cráter, anillo hecho por el ser humano y no por la Naturaleza. Fueron loa mayas quienes hicieron el anillo de cenotes. 

P: ¿De qué tamaño era el meteorito que cayó en Chicxulub?  
R: Se estima que el tamaño del bólido era de unos diez kilómetros de diámetro y se calcula que el impacto pudo haber liberado unos cuatrocientos zeta-julios o cuatrocientos mil trillones de julios, de energía, equivalentes a cien teratones de trinitrotolueno o cien billones de toneladas de TNT. Se estima que el impacto de Chicxulub fue dos millones de veces más potente que la Bomba del Zar, el dispositivo explosivo más potente creado por el hombre, jamás detonado, con una potencia de cincuenta megatones o cincuenta millones de toneladas de TNT, y tres millones de veces más potente que las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Incluso la mayor erupción volcánica explosiva que se conoce, que es la que creó la caldera de la Garita en Colorado, Estados Unidos, liberó aproximadamente diez zeta julios, lo que es significativamente menos potente que el impacto de Chicxulub. El impacto causó algunos de los gigantescos tsunamis de la historia de la Tierra. Una nube de polvo, cenizas y vapor extendieron el diámetro y área del cráter, cuando el meteorito se hundía en la corteza terrestre en menos de un segundo. El material excavado, junto con trozos del asteroide fueron eyectados a la atmósfera por la explosión, se calentaron hasta convertirse en cuerpos incandescentes que luego entraron de nuevo a la propia atmósfera terrestre, quemándola y provocando incendios globales; mientras tanto, enormes ondas de choque causaron terremotos y erupciones volcánicas globales.  

P: ¿Cómo fue que los seres vivos se extinguieron con el impacto del meteorito?  
R: La emisión de polvo y partículas cubrieron la superficie entera de la Tierra durante 20 años, creando un medio de vida difícil para los seres vivos. La producción de dióxido de carbono provocada por el choque y por la destrucción de rocas carbonatadas causó un dramático efecto invernadero. Otra consecuencia del impacto fue que las partículas de polvo de la atmósfera impidieron que la luz solar llegara a la superficie de la Tierra, disminuyendo la temperatura drásticamente. La fotosíntesis de las plantas quedó interrumpida, afectando a la totalidad de la red trófica, cadenas alimentarias y seres vivientes. Sin vegetación no puede haber vida. Continuaremos. Muchas gracias.