El Corazón de Ah' Canul - 73
Inicio
E D I T O R I A L
Portada - 73
 

El Tren maya.

Ha calado hondamente en el ánimo de los habitantes del Sureste un proyecto, ya en proceso, sobre la construcción del TREN MAYA como una de las tres obras más destacadas del actual presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. Una obra que deberá concluirse en el 2023.

Un ferrocarril acorde con los tiempos modernos; un tren inmerso en el desarrollo sustentable y que ha causado algazara en el país por la novedad.

Entrarán en funciones tres tipos de trenes: turístico, austero y de carga que recorrerán 1525 km de vías férreas repartidas en tres tramos. El turístico viajará a una velocidad de 160 km por hora, y el de carga a 120.

Un proyecto que saldará una vieja deuda histórica a una región rezagada por la inconsciencia del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León al privatizar los ferrocarriles y desconectó el sureste con la capital y sumieron aún más en el atraso económico a los de esta región con la idea perversa de que en estos lares no había opciones para producir dinero en beneficio de los de siempre.

Hoy, existe esta pretensión del nuevo gobierno de devolverles al sureste esta forma de transporte la cual reactivará la economía en sus diversas modalidades (turismo, comercio local y añadidos) de los estados en cuestión (Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo) y contrarrestar esa idea chocante de que sólo el Centro y el Norte pueden alcanzar el progreso.

Ha llegado la hora de la redención para que el sureste demuestre el material de qué está hecho porque tiene la materia prima y el elemento humano para destacar. Los gobiernos de los diferentes niveles deberán aguzar los sentidos para crear las condiciones exigidas para el encuentro con el progreso. Cada estación (18) se convertirá en un polo de desarrollo económico, y la zona deberá revitalizarse con orden y eficacia, en especial, ese circuito turístico que deberá contar con una infraestructura y servicios funcionales de todas índoles por si al turista se le antojara permanecer algunos días en el lugar. No debe olvidarse, reitero, considerar el elemento principal de este proyecto para inmiscuir a la comunidad, creando las condiciones adecuadas para el trabajo.

Las autoridades calkinienses en turno deberán actuar con iniciativa y responsabilidad ante este reto en ciernes. Y un agregado, lograr que funcione ese camino a Uxmal para propiciar más visitas turísticas.

 

Foto: Santiago Canto Sosa. Estación de ferrocarriles; Calkiní, 2004.