El Corazón de Ah' Canul - 72
Inicio
Mi gallito de cresta verde
Andrés J. González Kantún
Portada - 72
 

Foto: Cortesía de Andrés Jesús González Kantún.

 

Cuanto tiempo te tuve anidado en un envoltorio sintético como almácigo para esperar el momento propicio para entregarte a la tierra madre. Diariamente te reflejabas en mis ojos achinados de rancia cepa original, y te decía con el alma, “prontamente tendrás la oportunidad de ocupar un gallinero propio de tierra buena, pero aún estás tierno de edad para jugar con la existencia verde”.

Llegó el día y te abracé   y te di vueltas lentamente para gozarte, te miré y te volví a sentir para encaminarnos a un lugar secreto que había escogido para que despegaras con soltura y bríos tus brazos al mundo ambiental de verdes seres como tú.

Te desvestí de tus antiguas prendas y te deposité con ingente ternura   a tu nuevo hogar. No dejé de mimarte y diariamente me acercaba para apreciar tu progreso. Chac rompió mil cántaros en ti para saciar tu sed seca. Más de pronto se fueron cayendo las rosas verdes que te dan vida. Me sentí infeliz de verte desnudo y culpable de que tu tiempo de vivir en tu mundo aún no llegaba.

Fue una semana de martirizante espera, hasta verte con un nuevo traje de limones persas, y llegó el día en que estrenaste una hermosa cresta verde y lozana, mi gallito cantador, que darás satisfacciones gustativas a tus hermanos hombres con tus suculentas frutas de la familia de los cítricos.

Verde que te quiero verde…  envuélveme en el color de la vida…