El Corazón de Ah' Canul - 71
Inicio
La Política y el Político...
Gaspar Herrera Farfán
Portada - 71
 

● Grande es el tintero para quien habiendo aprendido a escribir nulificó el pensamiento y se hizo avezado en mañas, que con habilidad extraordinaria aprendiera a escribir promesas sin sentido pero sí con dirección, a articular palabras tan hermosas siendo el creador de las más de ellas, tan solo para probarse ser el molinero que mejor lleva agua a su molino; y así con una pluma mágica y la guía impostergable de Ali Baba y del buen Pinocho, así como la sabiduría de Judas Iscariote, fue haciendo camino al andar sin importarle ejemplos paternos o de familia para construir sus valores con antivalores que lo convirtieron en El Caballero de la Armadura Oxidada.

● Quien de la mentira hace carrera, y del cinismo escudo, va generando un super ego de protección que le hace no tenerle miedo ni a la propia kriptonita pueblerina lanzada con tirahules de doble cuero y piedra grande que saben, jamás harán daño porque son causa y producto de ese pueblo que, perdido en su paciencia, sigue en espera del milagro de la reconvención que al diablo convierta en el dulce ángel de la verdad y del cumplimiento. Sin embargo, el salvaje abrevar en la abundancia, convierte a los aprendices de ladrones en expertos cerrajeros que en la libertad abren cuantas cajas fuertes les pongan, porque tienen la valentía de renovar frases y promesas con los suaves adornos de palabras perdidas en la oquedad visual de la gente y en el vacío cerebro de una sociedad que, a pesar de todo lo vivido a diario, sigue haciendo, generando y creando políticos, hasta con calidad de exportación, pero además, ahora no solo los venden de manera personal, sino los ofrecen con porras de aplaudidores y defensores a ultranza, de la efectividad y belleza de sus mentiras.

● A pesar de ya haberse ido al pozo tantas veces el cántaro, aún no se puede romper; aunque México sea la representación universal de la tranza y el trinquete y de que el máximo orgullo de ser mexicano es saber en las cuatro esquinas mundiales, de que en México es tan grande la capacidad, que antes de sacar el invento, ya salió la trampa, y para los incrédulos la sencilla verdad que dice que si no creen, tan solo analicen su historia que los llena de orgullo por no avizorar por algún punto cardinal, algo que pudiera cambiar esta historia de oprobio y vergüenza que entierra la grandeza de un pasado lleno de cultura y grandeza, por un presente lleno de estiércol y porquería.

● La política y el político van de la mano de la capacidad de análisis y el discernimiento de pensamiento; va de la mano de la decisión de la libertad, por la exigencia de una vida digna y segura; de la aceptación de un pasado plagado de errores, por la enseñanza diario de una reflexión crítica que recupere la grandeza de un yo antes de la imposición de un no existes. Tal vez palabras solo como buen político de las letras, y como ente de prueba y relación entre lo que se escribe y lo que se es; sin embargo, la sociedad tiene la espada mágica para cercenar cuellos y conquistar nuevos escenarios con la verdad esencial de POLÍTICA Y DE POLITÍCOS.