El Corazón de Ah' Canul - 69
Inicio
Minificciones*
Waldemar Noh Tzec
Portada - 69
 

EL VOLADOR

 

Siempre quiso ser el volador más singular del mundo. Ser más original que Pegaso. Más que Ícaro. Más que los hermanos Wright. Más que Yuri Gagarin. Más que los voladores de Papantla.

Y un día lo logró. Con un cartucho de dinamita voló en pedazos.

 
 

EL UNO PARA EL OTRO

 

Para realizarse íntegramente como ser humano él anda en busca de su pareja ideal. Ella también.

Un día se encuentran. Descubren que uno había nacido para el otro. Y se casan. Y son muy felices. Ella es toda fuego. Él, un eficaz bombero.

 
 

UNA FALTA MUY SINGULAR

 

Toda su vida esperó aquel Juez de las Cortes Federales de la Flora y la Fauna condenar a alguien por cometer una falta muy singular.

El caso se presentó. Tuvo que sentenciar, por el delito de violación, a un cazador furtivo que había penetrado sangrientamente aquellas hermosísimas selvas vírgenes.

 
 

*Textos tomados del libro “Imarginaciones”. Colectivo Génali, 1985.