El Corazón de Ah' Canul - 69
Inicio
Conoce tu municipio
El COVID-19 y el efecto socioeconómico en la población de Calkiní
Víctor M. Suárez Arcila
Portada - 69
 

A lo largo de la historia las crisis de salud han estado presentes, sin embargo, ninguna como la pandemia del COVID-19, que ha afectado a prácticamente a todo el planeta, aunque hay que tener en cuenta que su índice de letalidad es menor (en gran parte debido al avance de las ciencias médicas), si la comparamos con otras que se presentaron en tiempos pasados como la Peste Negra, que arrasó a partir del año de 1346 a más de 60 millones de personas en la Europa Medieval  y en épocas más recientes la Influenza Española, que inició después de la primera guerra mundial en 1918, y dejó alrededor de 50 millones de víctimas en el mundo; al respecto cabe señalar que este mal afectó en 1920,  a la población de la Península de Yucatán y a Calkiní, según lo señalaron los compañeros Fred Berzunza y Carlos Fernández en escritos anteriores;  más recientemente se presentaron pandemias como el SARS y la influenza H1N1 con menor letalidad y daños a la economía.

La llegada de este mal sorprendió a la mayoría de los gobiernos y a la población del planeta echando para abajo  los planes  y los presupuestos destinados a programas de desarrollo social, como es el caso del actual gobierno de la república que se vio en la necesidad de desviar múltiples recursos financieros, a restaurar la infraestructura y el servicio del sistema de salud, que presentaba serias deficiencias en las instalaciones y la atención hospitalaria, escaso personal médico, médicos especialistas, carencia de equipo y medicamentos, viéndose en muchos casos en la necesidad de adquirirlos  en el extranjero. Al presentarse la pandemia en los primeros meses del año, la Secretaría de Salud  del gobierno de la república que es la responsable de velar por la salud de los mexicanos, fijó una seria de medidas sanitarias  de prevención de los contagios ya que en ese entonces como ahora, no se cuenta con un tratamiento eficaz para combatir este mal, entre ellas: el confinamiento de la gente en especial los adultos mayores y los que presentan alguna enfermedad degenerativa, usar cubre bocas,  evitar lugares concurridos como plazas públicas, centros comerciales etc., es decir, evitar en lo posible el contacto cercano con la gente; en este panorama, se vio en la necesidad de dictar medidas que tuvieron un efecto letal en la economía del país, la reducción de las actividades laborales en casi todas las industrias, empresas, comercios, y áreas de servicios lo que prácticamente paralizó las actividades de los sectores secundario y terciario, es decir, el comercio y los servicios y trajo como consecuencia el despido de trabajadores y la pérdida de empleos registrándose en el semestre enero-junio una caída del PIB estimada en 10.48%. la más alta desde 1932 y la pérdida de más de un millón de empleos formales. Como siempre que se presentan catástrofes como la actual crisis sanitaria, las clases menos favorecidas,  las más pobres y marginadas son los que llevan la peor parte y son las que tienen que enfrentar la mayor carga y por partida doble, la sanitaria y la económica, es decir, riesgos de contraer el mal y además padecer carencias, por la falta de ingresos, ya que al paralizarse las actividades políticas, sociales y económicas de una localidad, la población que vive del ingreso diario es la más afectada.

Para académicos especialistas en las ciencias económicas y sociales, la actual pandemia ha puesto al descubierto las fallas del modelo político-económico que gobernó hasta noviembre de 2018, ya que en los últimos 40 años se deterioraron  las condiciones de vida de la mayoría de la población, se incrementó la excesiva riqueza de unos cuantos y una profunda desigualdad socio-económica, que insidió en malas condiciones de salud en la inmensa mayoría de la población por la mala nutrición, todo esto sin duda ha tenido un lamentable efecto en la incidencia del coronavirus y a la fecha el número de  fallecimientos es de alrededor de 65 mil, con una tasa de letalidad de 10.81 y 487 fallecidos por millón de habitantes, el décimo lugar a nivel mundial. Sobre esto, los opositores al régimen, formado por intelectuales de derecha y también por iracundos e ignorantes que sueñan con un golpe de estado y tratan de engañar a la gente de que este gobierno va a llevar a México al comunismo, se esmeran en señalar las supuestas fallas en la atención a la crisis de salud y a la complicada situación económica de la mayor parte de la población, proponiendo solicitar préstamos a los organismos internacionales  y con ello sí dar una respuesta favorable a la pandemia, como si eso fuera una garantía de solución, sin embargo se olvidan de las condiciones de pobreza y desigualdad de la población que heredaron al actual régimen y ya ni mencionar la deuda de más de 10 billones de pesos, limitando al gobierno  a asignar mayores recursos a programas sociales y de salud como ha sido desde un principio señalado en su Programa  de Nación, donde incluye  entre sus prioridades  restaurar el Estado de Bienestar, que por cierto fue relegado a segundo término en los últimos 40 años.

En nuestro municipio, en tanto no se conozcan las cifras oficiales de los Censos de Población y Vivienda de 2020, los datos de  población y  pobreza que a continuación se describen tienen como fuente el CONEVAL difundidos en diciembre de 2017, y según ese organismo, fueron calculados por medio de técnicas de estimación en áreas pequeñas; en ellas se señala que en el municipio hay una población total de 61,242 habitantes, de estos 7,073 (13.3%) no tienen problemas de ingreso y alguna carencia social, en tanto que 32,977 (62.1%) tienen un ingreso inferior a la Línea de Bienestar, (pobreza moderada) y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y satisfactores de una familia y además presentan 2.4 carencias sociales; de esta población en pobreza, el 24.2% (12,839) tienen un ingreso inferior a la Línea de Bienestar Mínimo y registran 2.6 carencias sociales (pobreza extrema), este segmento de  población apenas tiene para adquirir sus alimentos; en general la población en pobreza y en particular la que se encuentra en pobreza extrema,  viene siendo  la más vulnerable entre el total de la población  municipal y como ya señalamos  tiene el doble riesgo de enfrentar tanto  la crisis sanitaria como la económica, pues es población que tiene como fuente de  ingreso el comercio informal y los servicios como el transporte local y foráneo. De acuerdo a estimaciones del Banco de México es probable que haya un aumento de 10% de pobreza entre la población nacional, si tomamos ese dato para Calkiní, esto significa que alrededor de 1,500 familias del municipio caerían en esta lamentable situación. Los esfuerzos tanto de los gobiernos federal y estatal, así como la gestión del gobierno municipal, deberían enfocarse a atender este problema, que ya antes de la crisis era muy grave.

 

SABIAS QUE?.- Con motivo de la pandemia, los gobiernos federal y estatal han instrumentado técnicas de educación a distancia, empleando medios tecnológicos como radio, televisión e internet; a todo esto, nuestra Biblioteca Municipal ya cuenta con servicio de internet?