El Corazón de Ah' Canul - 68
Inicio
La grandeza de ser...
Gaspar Herrera Farfán
Portada - 68
 

Un día más de tensión y temores, de angustia y zozobra, pero también de innegable Fe; un día para agradecer y recordar, que aún ante las más difíciles situaciones, Calkiní ha sabido salir adelante; los malos aprendizajes tienen que desaparecer ante las nuevas enseñanzas.

Es momento de recordar que Calkiní es el reflejo de la acción de cada uno de sus hijos, y en sus letras que brillan a través del tiempo está el nombre de cada uno de sus integrantes, de cada familia, de cada ente social sin las divisiones creadas por uno mismo para su propia autodestrucción.

La flecha está en el aire para desaparecer envidias, rencores, enconos, soberbias, falsos orgullos, maldad, que se han multiplicado ante la ausencia de valores personales, que empiezan a despertar ante los humanos moribundos que caen sin misericordia, en un intento de regresarnos el pensamiento y la razón.

No son sacrificios vanos, porque no escogieron a voluntad esos momentos tan difíciles, pero sí dan la oportunidad de reflexionar y corregir y entonces retomar el camino que día a día y, con seguridad, ha permitido a Calkiní seguir escribiendo su historia con orgullo!

¡Cuna de guerreros invencibles! ¡Cuna de la sabiduría y el arte! ¡Éstas son las manos enlazadas de tus hijos caminando hacia la victoria una vez más, y así, así va a ser por siempre!