El Corazón de Ah' Canul - 68
Inicio
Conoce tu municipio
Nuevamente el asunto de la vialidad en la ciudad de Calkiní
Víctor M. Suárez Arcila
Portada - 68
 

Tal vez este no sea el mejor momento para señalar al gobierno municipal el asunto de la vialidad en la ciudad de Calkiní, por los actuales problemas de salud en la entidad y el municipio, que ya todos padecemos; sin embargo, ya tiene más de 10 años que nuestra A.C. planteó por primera vez al gobierno de ese entonces (2009-2012),  la propuesta de un Plano Regulador de Desarrollo Urbano de la Ciudad, con el propósito de hacer entre otros beneficios más ágil la vialidad, pues  en aquel momento empezaba a aumentar el tránsito de vehículos automotores en el centro histórico. Según entendimos, el documento de esa propuesta de proyecto fue mandado a hacer por esa administración; sin embargo, ha transcurrido una década y no hay el mínimo resultado en ese rubro; el pronóstico de la A.C. se ha hecho realidad y las consecuencias  empezamos a vivirlas, ya que la afluencia de vehículos en las calles del centro histórico es cada día mayor con largas colas de toda clase de vehículos, en particular motocicletas que se desplazan a velocidades mayores a los 20km/h, que es la permitida en las principales calles del centro; esto es muy notorio en la calle 20, a partir de la calle 27, hasta la calle 15, y algo similar en las demás calles como la 18 y 22.

Nuestra Asociación Civil tiene entre uno de sus propósitos: promover la realización de acciones, iniciativas y proyectos de la situación social, urbana, de salud, cultural etc., que beneficien a la comunidad calkiniense, y en ese sentido, no hemos quitado el dedo en el renglón de la vialidad en la ciudad de Calkiní; por ejemplo, se proponía una vía para que los vehículos que transitan de sur a norte con destino al poblado de Nunkiní y localidades cercanas ya no pasaran por la calle principal, y también pavimentar la lateral de la vía del tren como auxiliar de la calle 20, que es la única que conecta la ciudad de sur a norte y que es la más transitada (al parecer con la construcción del Tren Maya, esta opción quedaría cancelada), esto obliga a buscar nuevas opciones de vialidad.

Con el gobierno anterior (2015-2018) tuvimos varias reuniones; primero, con el presidente municipal, y posteriormente una larga entrevista de trabajo con el encargado de policía y tránsito, donde expusimos a detalle las deficiencias y propuestas de mejoras en las calles de la ciudad,  al final nos citó en tres meses con el propósito, según él, de estudiar la propuesta y atender en lo posible lo más urgente; vencido el plazo nos recibió y nos informó que esos cambios no eran de su competencia y ahí terminó el asunto. Algo parecido se da con el encargado de tránsito del gobierno actual; nos reunimos con él, se le entregó una relación de los problemas de vialidad de la ciudad y a la fecha, después de casi un año, no encontramos respuestas a los asuntos que se han planteado, con la observación de que la mayoría de ellos no requieren inversión cuantiosa, pero hace falta lo más importante, la voluntad de servir y atender las demandas ciudadanas, que al parecer carece este servidor público.

Ciudadano Presidente Municipal, desde la primera reunión que tuvimos con usted le comentamos la importancia de seleccionar a su equipo de colaboradores, pues de ello dependía en gran medida el éxito de su gestión al frente del gobierno, colaboradores con conocimiento de su área de trabajo, comprometidos con su encargo y con voluntad de servicio; le falta a su administración poco más de un año, tiempo suficiente para impulsar algunas acciones en beneficio de este añejo problema de la ciudad, que cada día será más complejo. Distíngase de sus antecesores, actúe y deje una buena imagen de su gestión cuando termine su encargo al frente del gobierno municipal y, en consecuencia, salga por la puerta grande.

 

¿SABÍAS QUÉ?

El 30 de noviembre de 2018 se cumplió un siglo de recibir Calkiní el título de ciudad; en ese entonces nuestra A.C. presento el libro “HUELLAS EN EL TIEMPO”, alusivo a ese magno acontecimiento, el cual fue patrocinado por el actual gobierno municipal. Sin embargo, seguimos opinando que hace falta una placa en un espacio del parque principal, que conmemore ese acontecimiento.