El Corazón de Ah' Canul - 67
Inicio
XEBAL. 40 años de servicio social
Teresita Durán
Portada - 67
 

Local de la radiodifusora X.E.B.A.L. Década de 1980.

Foto: Autor anónimo; cortesía de Santiago Canto Sosa.
 
 

La benevolencia de las personas orgullosas de su tierra natal y su amor a la misma, se reflejan en decisiones generosas, el trabajo por el bien común, en acciones desinteresadas para el prójimo y prácticas filántropas en beneficio de la comunidad. Esas actitudes y virtudes, distinguieron a hombres generosos como Josué Uc Canul, Azael Uc Canul y Pedro Cauich Uc, al crear en la década de los años setenta, la asociación Cadena Cultural Becaleña, A.C. y con ésta, realizar los trámites administrativos correspondientes al solicitar autorización para instalar y poner en operación, una radiodifusora en Bécal. La primera en la región norte del estado, en el municipio de Calkiní.

Con la documentación requerida para tal suceso, en 1979 recibieron la carta de autorización; evento que multiplicó el entusiasmo de la Directiva, agilizando las tareas para concretar la adquisición e instalación del equipo de transmisiones, donado por David Solt (ciudadano estadounidense) quien impulsó el proyecto desde el inicio. El acercamiento con los hermanos Uc Canul, feligreses de la Iglesia Getsemaní y tejedores, alimentó la atracción de la familia Solt, con la sencillez y laboriosidad del pueblo, hicieron posible la cristalización de un sueño.

Antes de la primavera de 1980, el 4 de marzo, en el cuadrante de amplitud modulada, en frecuencia 1470, Radio Voz Maya de México cruzó los aires del sureste mexicano; navega en las ondas magnéticas, voz y sentimientos a través de Radio XEBAL. Un hito en la radiodifusión campechana, un servicio de comunicación que llegaría a millares de oyentes, decenas de poblados de Campeche y Yucatán, hogares que ya no tendrían dificultad para sintonizar la radio comercial de Mérida o Campeche, y otras bandas sonoras de latitudes lejanas. Desde esa fecha, con el despertar del sol, hasta su ocaso, la radiodifusora está de pie.

La Radio conmigo

Un aparato de radio en casa fue uno de los equipos básicos: con pilas o electrónico, no faltaba en la mayoría de las familias. Servía como reloj, fuente de noticias, entretenimiento musical y de baile, medio para enviar y recibir saludos, complacencias; escuchar boletines informativos ante presencia de huracanes o siniestros, avisos de las autoridades, escuelas o dependencias gubernamentales. También invitaba a la reflexión espiritual mediante temáticas religiosas.

Ante la falta de otro tipo de enseres electrónicos, los niños escucharon a Topo Gigio, las Ardillitas, Crí Crí, al Duende Bubulín, al payaso Cepillín, Parchís… los adolescentes coreamos canciones de Pedrito Fernández, Menudo, Leo Dan, José Luis Rodríguez, José Luis Perales, Dulce, Enanitos Verdes, Ángeles Negros… y en “variedades musicales” los cantantes del momento, desde Pandora, Yuri, Maluma, Shakira, Juanes, Ed Sheraan, Rihanna. Para el público “mayor”, infalibles éxitos de Pedro Infante, Juan Gabriel, Lola Beltrán, Javier Solís, Pedro Vargas, los mejores tríos, orquestas de danzones, jaranas, música ranchera, de banda o cumbias.

Un poco más de siete años, entre finales de los noventa y principios del 2000, durante los programas dominicales en vivo, de “La hora de la Atenea”, sentí las emociones de los locutores en cabina, la magia de consolas y micrófonos como presentadora del programa artístico de la Asociación Atenea Becaleña, gratos recuerdos compartidos en el estudio, con Reynaldo Catzín y José Alfredo Pool Collí (ya finados), Robelo Herrera, Arturo Tun y César Uc Ché.

Imposible borrar esas estampas en la memoria, acompañada de cantantes (Gualberto Salazar, Artemio Herrera, Enrique Herrera Marín, Álvaro Villanueva, José Centurión), declamadores, artistas e invitados que domingo a domingo, durante sesenta minutos me acercaron al auditorio, dejando a la palabra hablada surcar la frecuencia de 1470. Gracias XEBAL!

Premio al Mérito Periodístico

En el marco de la conmemoración del Día de la libertad de expresión, el Comité del Premio Estatal de Periodismo 2007, presidido por el Lic. Carlos Figueroa Balam, anunció que en forma unánime los integrantes de dicho Comité aprobaron la entrega del Premio al Mérito Periodístico, a la Radiodifusora XEBAL. Por su labor informativa, servicio social, promoción de contenidos educativos, culturales, preservación de lengua maya y por distinguirse como medio de comunicación sin fines de lucro, informando a diario de la región del Camino Real, en distintos ámbitos del quehacer cultural, deportivo, académico y social. Merecida distinción a su labor.

Larga vida

Han sido cuatro décadas de trabajo, servicio comunitario e información. Radio Bécal ha visto el tránsito de un siglo a otro, el arribo a la época de la sociedad del conocimiento y la información, desarrollo tecnológico e innovación. Durante esos años, el saludo matutino de locutores, compromiso de Directivos, trabajo de socios y el deber inquebrantable de Cadena Cultural, han sostenido los ideales de los pioneros. A cuarenta años, XEBAL sigue en la preferencia de lugareños, vecinos y amantes de la radio.

Como parte de la colectividad, soy testigo del crecimiento y modernización de la radiodifusora local. A través de estas líneas, expreso gratitud póstuma a los pioneros, cuyo legado sigue vivo. Un reconocimiento al equipo de locutores y personal que día a día con su labor, escribe nuevas páginas en la historia de la radiodifusión.

A la Directiva y asociados, por mantener vigentes los principios de Cadena Cultural Becaleña, su compromiso y misión en este proyecto comunitario.

Larga vida Radio Bécal…