El Corazón de Ah' Canul - 67
Inicio
E D I T O R I A L
Portada - 67
 

Con el fortalecimiento de la democracia, el multipartidismo y la alternancia en los diferentes gobiernos, la sociedad civil organizada se ha hecho presente en todo el territorio nacional con la misión de ser tomada en cuenta en la elaboración de los programas de gobierno en áreas de la salud, educación, infraestructura vial, seguridad pública, urbanismo, cuidado del medio ambiente y en aquellas decisiones de gobierno que logren incidir en mejorar la calidad de vida de la población.

El Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Gobernación, señala que la participación de la sociedad en las acciones del gobierno es pieza fundamental en la democracia y por ello fue invitada para cooperar (Diario oficial del 17 de enero de 2017). Esta estrategia de acercamiento ha permeado a las entidades y municipios del país.

Es en este escenario de avance democrático nace en el 2008 la Asociación Civil el Corazón de Ah’ Canul, con la misión de velar por el desarrollo y el bienestar de Calkiní a través de acciones, iniciativas, proyectos sociales, culturales, y urbanísticos entre los más destacados y ha elaborado, además, propuestas viables para mejorar el bienestar de los ciudadanos de Calkiní, aunque lamentablemente ha sido poco escuchada.

Con el actual gobierno municipal, ha habido cercanía y comunicación desde el inicio de su administración, aunque en últimas fechas, a pesar de haber solicitado una entrevista para plantear alternativas de solución al asunto de la procesadora de basura y vialidad en la ciudad, no ha habido respuesta.

Se entiende que no es tarea fácil gobernar un municipio como Calkiní, con el aumento de su población y la migración por motivos laborales, principalmente los jóvenes, la delincuencia, el comercio de drogas que sí los hay, y la inseguridad que amenaza la paz y la tranquilidad en las principales localidades. No se deben empequeñecer estos problemas.

Las autoridades municipales presentes y futuras, deben hacer a un lado la política de cuotas y cuates y colocar en las áreas más estratégicas del gobierno a gente preparada con el perfil profesional, la experiencia y sobre todo las ganas de servir a su comunidad.