El Corazón de Ah' Canul - 67
Inicio
Conoce tu municipio
Entrevista al Dr. José F. Estrada Mijangos
Víctor M. Suárez Arcila
Portada - 67
 

Originario de Calkiní, José Felipe Estrada Mijangos estudió medicina en la UNAM, y desde hace 50 años ejerce esta noble profesión en su ciudad natal, gozando de amplio reconocimiento entre la población municipal. Además de ejercer la medicina, ha ocupado cargos públicos y administrativos en los últimos 25 años; fue Presidente Municipal (1997-2000) y Director del Hospital Comunitario durante tres años. Sin duda, por la experiencia adquirida en estos cargos públicos, conoce la realidad política y social del municipio, motivo por el cual se concertó una reunión para conocer su opinión y sus sugerencias en relación al desempeño de la actual administración municipal y al funcionamiento del Hospital de Calkiní.

─El actual gobierno municipal, prácticamente se encuentra a la mitad de su administración, tiempo suficiente para emitir una opinión de su gestión en general y de aquellas áreas del gobierno que requieren ser fortalecidas para un mejor desempeño. ¿Desde su punto de vista, qué puede decir?

“En mi opinión, los gobiernos municipales son tan efímeros, que cuentan con un tiempo muy corto para llevar a cabo su programa de trabajo, si es que lo tienen, que de no ser así, se quedan dando vueltas, oyendo el canto de las sirenas, y nunca van al puerto para anclar obras de beneficio social. Los gobiernos deben ser muy capaces y ser apoyados por personalidades muy acreditadas, con un estudio preconcebido en todos los rubros, como serían educación, salud, servicios municipales, agua, etc. Si la cabeza no tiene la capacidad suficiente y los brazos menos, el desorden es increchendo”.

Como sabemos, el año próximo habrá elecciones estatales y municipales, tomando en cuenta las demandas sociales, políticas y económicas de la población calkiniense, que por años -según cifras del CONEVAL- registra niveles de pobreza y rezago social muy por arriba del promedio estatal, además, que ya empiezan a registrarse entre la población acciones de violencia, principalmente entre el sector de los jóvenes; esto, aparte de los servicios que por ley corresponden a la autoridad municipal.

¿Desde su opinión, cuál considera que sería el perfil político y administrativo más adecuado de la persona que esté al frente de la administración municipal (2021-2023)?

“Requerimos mujeres y hombres que tengan una muy probada voluntad de servicio y que tengan experiencia administrativa municipal, para poder atender las necesidades apremiantes de la población. Dar oportunidad a jóvenes en los servicios públicos por su preparación y no por amiguismo, que sepan escuchar y que las recomendaciones las tomen para enderezar el camino, sin sentirse ofendidos”.

─¿Considera que las elecciones del próximo año serán una réplica de las anteriores? ¿o ya presentarán una dinámica diferente, en particular, si tomamos en cuenta que  hay una nueva legislación que sanciona como delito grave, con prisión, las faltas electorales?

“Sin temor a equivocarme, las próximas elecciones tendrán el mismo tenor; el gobierno estatal en turno siempre impone su jerarquía, para demostrar su preponderancia”.

─¿Según su experiencia, como ex director del Hospital de Calkiní, considera que este importante centro de salud cuenta con la infraestructura, equipo y personal médico, para atender la demanda y ofrecer el servicio médico de calidad que espera y se merece la población municipal?

“El Hospital de Calkiní goza de la infraestructura mínima, pero aceptable, para sacar adelante los programas de salud de nuestra población, pero la falta de decisiones oportunas ha creado un verdadero mega desorden; la Dirección no cuenta con el apoyo ni moral ni económico para poner orden. Los líderes sindicales tuertos reinan en la tierra de ciegos, al gobierno estatal siempre se le presentan cifras y resultados halagadores; tendremos que esperar nuevas oportunidades”.

─¿El personal médico y técnico actual, es el adecuado o necesita ser fortalecido con algunos médicos especialistas?

“El personal médico y técnico es competente, pero en la tierra de la abulia, la mala hierba crece con rapidez. La Dirección carece del apoyo suficiente y de esta forma no se asusta a nadie con el petate del muerto. La atención se dispensa como migajas y no como parte de una obligación.