El Corazón de Ah' Canul - 65
Inicio
E D I T O R I A L
Portada - 65
 

La basura, un mal difícil de combatir.

La cultura de la limpieza principia en la familia y se sazona en la escuela. Practicarla indica educación, aunque a veces no se le necesita pues sólo se requiere un poquito de sentido común. Un lugar limpio estimula los sentidos, ilumina los espacios, pero parece que ese buen hábito no cuaja en la naturaleza de parte de la ciudadanía.

La basura es la enemiga a vencer en la casa y en la calle o en cualquier otro lado. La ciudadanía aún no ha querido entender que una ciudad limpia necesita también de su apoyo. La basura frente a su vivienda y la mala hierba no les quita el sueño en lo absoluto, no le interesa la buena imagen. Tiene la creencia plena de que ese trabajo sólo concierne a las autoridades realizarlo, sin pasar por sus pensamientos que la sociedad civil tiene también el compromiso de cooperar voluntariamente, más si se trata de propiedades personales. No lo entiende ni le importa. Todo es en balde; en el lugar en que se encuentre tira la basura y le vale lo que piense la gente sobre su conducta insana, a pesar de que tenga a un lado un basurero. Ese es el problema de determinada parte de los mexicanos, pero cuando viaja a otros países en donde tirar basura en cualquier espacio público es un delito, entonces, cambia y se vuelve escrupuloso y tremendamente limpio.

Sin embargo, existe una clase de ciudadano muy preocupado por la limpieza, barre el frente de su casa, quita la yerba mala. Imagínese que alguien viva en una calle que hace hamaca y sin desagües, o si los hay, inservibles, lo que debe sufrir en una lluvia torrencial o leve. Basura a montones que bajan de las partes altas por causa de la inconciencia de la gente que tira todo. Desaparece el agua turbia con lentitud y queda después una sábana de basura indeseable.

El ciudadano debe cambiar de esa apática actitud, hacer conciencia de que el problema de la basura se combate entre todos, y además afecta la salud personal por tanta inmundicia.