El Corazón de Ah' Canul - 65
Inicio
Conoce tu municipio
Cambios de la pobreza multidimensional en Campeche y en Calkiní de 2008 a 2018
Víctor M. Suárez Arcila
Portada - 65
 

Al cierre del año pasado 75% de la población, es decir, casi 90 millones de habitantes, tiene dificultades y no le alcanza el ingreso para satisfacer sus necesidades básicas, es decir, tres de cada cuatro están en pobreza. La manera más eficiente de reducirla en México, es con un crecimiento acelerado, acompañado de una política salarial que mejore la distribución del ingreso. José Luis Calva. Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM. (La Jornada 15 de octubre de 2019).

En julio del presente año, el CONEVAL (Comisión Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social) dio a conocer el informe: Diez años de medición de la pobreza multidimensional en México, avances, y desafíos en política social, Medición de la pobreza, serie 2008-2018. Este informe da a conocer el estado de la pobreza multidimensional en todo México y en sus entidades; ya que la información en los municipios es cada cinco años de acuerdo a lo que señala la ley en la materia.    

Como ya hemos señalado, antes de 2008 la medición de la pobreza, sólo consideraba el ingreso, a partir de esta fecha, con la Ley de Seguridad Social, en la medición de pobreza multidimensional se toman en cuenta además del ingreso, indicadores de carencia social que incluyen: pobreza moderada y extrema, privación social, indicadores de carencia social e indicadores de bienestar.

El informe destaca que la población nacional en situación de pobreza en los 10 años que van de 2008 al 2018, disminuyó de 44.4% a 41.9%, esto es, 2.5%; sin embargo, en números, este sector de población registró un aumento de 2.9 millones de personas.

En cuanto a la población en pobreza extrema, se registra un descenso de 3.0 millones, de 11.7% a 7.4%; y la población no ´pobre y no vulnerable, aquella que no tiene carencia en su ingreso y tampoco registra alguna carencia social, aumentó en 6.5 millones en todo México, al pasar de 18.7% a 21.9%.

En nuestra entidad, los resultados son más desalentadores, aunque hay que tomar en cuenta que en los últimos 6 años la economía estatal registró muy bajo crecimiento.

La población en pobreza registró un ligero aumento de 0.3%, al pasar de 45.9% en 2008, a 46.2% en 2018, en números casi 70,000 habitantes de la entidad cayeron en esta condición, sin embargo 4,000 salieron de pobreza extrema; lo que sí es más lamentable es la caída de 2.7% de la población del estado sin problemas económicos y sociales, que en 10 años bajó 2.7%, unas 2,000 personas.

En cuanto al municipio de Calkiní, como lo señalamos en el escrito anterior, la población en situación en pobreza disminuyó alrededor de 5%, así mismo la población en pobreza extrema disminuyó 8.0%, unos 6,000 habitantes. Lo preocupante, es la población que no tiene carencias sociales y de ingreso (clase media), la cual registró un descenso de 4.0%, esto es, unas 500 familias del municipio presentan ya, alguna carencia social o económica.

Al revisar los registros de los últimos 10 años se puede concluir que el desarrollo social y económico de México tan ansiado por la inmensa mayoría de la población, no llegó, pues los indicadores al respecto solo registran una escasa mejoría en la población que vive en pobreza extrema, los demás indicadores dejan mucho que desear.

Si en un régimen democrático como el nuestro, la responsabilidad básica del gobierno además de garantizar la seguridad y la justicia, es propiciar su bienestar; según este informe, se está lejos de ello, ante esto uno se pregunta, a que se dedicaron en ese período de 10 año, cuando los resultados señalan que no se avanzó en el combate a la pobreza y si convirtió al país en uno de los de mayor desigualdad en América Latina.

Estos resultados parecen confirmar lo señalado por los estudiosos de las ciencias políticas, que el país está secuestrado por los interese de una minoría. Al respecto vale la pena consultar el interesante estudio de Gerardo Esquivel (UNAM/COLMEX), disponible en internet, Desigualdad Extrema en México, Concentración del Poder Económico y Político, (2014), en él se señalan entre otros interesantes datos, que al 1% más rico le corresponden un 21% de los ingresos totales de la nación y que el 10% más rico de México concentra el 64.4% de toda la riqueza del país, así mismo, señala en su reporte que la cantidad de millonarios en México creció 32% entre 2007 y 2012. En el resto del mundo en ese mismo período, disminuyó un 0.3%.  

Aun cuando la información del estudio es en el ámbito nacional, si con reservas la aplicamos en nuestro municipio, el 1% de la población, unas 150 familias concentran más del 20% de los ingresos municipales, y unas 6,000 personas disponen del 65% de la riqueza del municipio, la mayoría de ellas concentradas en las ciudades de Calkiní, Dzitbalché y Bécal.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH) 2018, publicada por el INEGI en el mes de julio, confirma estos niveles de desigualdad entre la población más pobre el 10%,(decil I) y el sector de población con mayor riqueza, 10% más rico (decil X); mientras el ingreso promedio trimestral del sector más pobre es de  $9,113.00 ($101.00 diarios por hogar), el sector más rico recibe en promedio  $166,750.00, es decir, ($1,853.00 pesos diarios por hogar), esto, sin tomar en cuenta al más rico del país, el 1%, que según el Dr. Esquivel, concentra el 21% de la riqueza nacional. En las localidades urbanas el promedio nacional fue de $55,495.00 y en las localidades rurales de $30,016.00 una diferencia del 54% (en las localidades rurales se gana la mitad que en las urbanas). La misma Encuesta, señala el ingreso por Entidad Federativa Urbano - Rural, en el estado de Campeche, el ingreso promedio trimestral urbano es de $55,130 por hogar y el ingreso promedio trimestral rural por hogar de $27, 249, esto significa que en las localidades de menos de 2,500 habitantes el ingreso promedio en los hogares es 49.4% menor que en las urbanas.

Sin duda, como ya hemos señalado en otros escritos de nuestra revista, el reto del gobierno actual y de los próximos gobiernos, es abatir la pobreza de la población, la profunda desigualdad que registra el país y por supuesto la violencia y la inseguridad que padece la mayoría de la población nacional. El desafío es muy grande, pero con la voluntad y compromiso del gobierno y el respaldo de la ciudadanía se puede lograr.

SABIAS QUE.- Desigualdad en las pensiones. En un reporte de la Auditoría Superior de la Federación se da a conocer que: 2 millones 863 mil jubilados (el 56.5%) reciben al mes menos de $5,000.00, el 41.5% entre $5,000.00 y $ 40,000.00, otros 90,000 jubilados reciben entre $40,000 y $ 100,000 y un pequeño sector de 8,814 (0.2% del total), reciben más de $100,000 pesos al mes (La Jornada, 12 de noviembre de 2019).