El Corazón de Ah' Canul - 63
Inicio
Conoce tu municipio
Calkiní durante el Segundo Imperio Mexicano
Víctor M. Suárez Arcila
Portada - 63
 

Durante el Segundo Imperio, la Villa de Calkiní fue escenario de tres acontecimientos relacionados con él; la visita de la Emperatriz Carlota Amalia en diciembre de 1865, la concentración y preparación del ejercito del Coronel Manuel Cepeda Peraza para enfrentar a los imperialistas en Hecelchakán, a los que derrotó en los últimos días de enero de ese año y el fusilamiento de tres de los principales colaboradores del Segundo Imperio en Campeche, en junio de 1867.

Consumada la Independencia en 1821, Agustín de Iturbide se coronó Emperador de México el 21 de julio de 1822, dando lugar al efímero, Primer Imperio Mexicano que tuvo una duración de diez meses, ya que Iturbide fue derrocado mediante el Plan de Casamata, perpetrado por Antonio López de Santa Ana, personaje que sería protagonista de la historia nacional durante la primera mitad del Siglo XIX.

Si bien durante la Guerra de Castas, las poblaciones del Camino Real, Mérida – Campeche, no sufrieron algún tipo de agresión de parte de los mayas rebeldes, esta región fue escenario de violentos enfrentamientos político – militares, primero entre  centralistas y federalistas, más adelante entre partidarios de Santiago Méndez y Miguel Barbachano y en particular en 1857, como resultado de las elecciones para gobernador y congreso y su posterior desconocimiento, por parte del grupo político de D. Pablo García, las poblaciones del Camino Real, además de Hopelchén y Dzibalchén, declararon que era su voluntad  integrarse al Distrito de Campeche y constituir una nueva entidad independiente del resto de Yucatán y que formara parte de la República Mexicana.

Previo a la llegada de Maximiliano de Habsburgo en 1864, los gobiernos de España, Inglaterra y Francia, habían hecho presencia con sus armadas en el Puerto de Veracruz dos años antes con la intención de exigirle al gobierno mexicano encabezado por el Lic. Benito Juárez el pago de la deuda pendiente, ya que el gobierno la había suspendido por falta de recursos (después de la Guerra de Reforma, el gobierno juarista carecía de efectivo para atender los gastos más apremiantes), sin embargo se llegó a un acuerdo de pago con los gobiernos de Inglaterra y España que se retiraron, no así, el gobierno Francés de Napoleón III que tenía la intención de apoderarse del territorio mexicano, contener la presencia de los Estados Unidos de Norteamérica y extender su influencia en Centro América, para tal propósito su ejército se dirigió a la capital de la república dando lugar la batalla del 5 de Mayo en Puebla, donde fueron derrotados, sin embargo un año después se apoderaron de la capital, ocasionando que el gobierno de Juárez se dirigiera hacia el norte del país. En 1864, la armada francesa bloqueó el Puerto de Campeche y amenazó con destruir la ciudad si no se rendían, esto dio lugar a que el gobierno del Lic. D. Pablo García entregara la ciudad y se fuera al exilio a Cuba, ante el bloqueo al puerto de Sisal, que impedía el comercio de henequén, Yucatán se convirtió en parte del imperio; en ese entonces todo el país estaba en manos de los franceses.

En mayo de 1864 llegó el emperador Fernando Maximiliano de Habsburgo. En general practicó una política conciliadora, dando amnistía tanto a liberales como conservadores, impulsó la libertad de expresión y permitió el regreso del Lic. Pablo García, quien se encontraba exiliado en la Habana, en Yucatán buscó hacer la paz con los Mayas Cruzoob, sin resultados.

 
Imagen: Tomada de Internet
 

Tenía el encargo de Napoleón III, de explorar la factibilidad de convertir a la Península de Yucatán en centro de atracción política de los países de Centro América y ese fue el objetivo de la visita de la Emperatriz Carlota  en noviembre de 1865; tanto en Mérida como en Campeche, la visita de la  Emperatriz fue motivo de entusiasta recibimiento por parte de las élites y de la Iglesia, en tanto que la población manifestó curiosidad o indiferencia a este acontecimiento, en su estancia participó en actividades oficiales, cívicas y sociales y se ganó la simpatía de parte de la población en  ambas ciudades por su amabilidad y trato; en su trayecto a Campeche pernoctó en Calkiní en la casa del padre misionero José Joaquín Pérez el 05 de diciembre, después de escuchar misa, en la mañana siguiente se dirigió a Campeche, en ese entonces, la autoridad de la Villa de Calkiní estaba a cargo del C. Pedro Antonio Berzunza Rodríguez ; en Campeche permaneció dos semanas, y como señalamos antes ahí recibió las mismas  muestras de afecto de las élites campechanas, después de su estancia en Campeche el 19 de diciembre abandonó la Península. En el panorama nacional las fuerzas republicanas empezaban a ganar terreno.

Por la amenaza de guerra en Europa por parte del gobierno Prusiano al Imperio francés, y la presencia de tropas de Estados Unidos en la frontera con México, en los primeros meses de 1867 Napoleón III retiró sus tropas, debilitando con esto al Imperio de Maximiliano, que al fin claudicó el 15 de mayo de ese año, terminando así su aventura mexicana en el Cerro de las Campanas en Querétaro.

El movimiento juarista llegó a Yucatán por Tabasco, su gobierno proporcionó al Lic. García hombres y material de guerra para tomar Campeche.

En Yucatán el Coronel Manuel Cepeda Peraza es nombrado jefe de la revolución y el 17 enero de 1867, se concentra con sus fuerzas en la Villa de Calkiní, para dirigirse a Hecelchakán donde derroto al ejército imperialista el 24 de enero, posteriormente en marzo marchó a la ciudad de Mérida.

Con la caída de Maximiliano, los imperialistas de Campeche y Yucatán se rinden. En Campeche el gobierno condena y manda fusilar a tres destacados colaboradores del imperio, cumpliéndose la condena en la Villa de Calkiní en la madrugada del 13 de junio de 1867, fueron ejecutados: El Lic. Nicolás Dorantes y Ávila, El Gral. Juan Espejo y D. José Dolores Ponce; a diferencia de esta acción, en Yucatán el Coronel Cepeda Peraza, les garantizó el paso libre a los jefes imperialistas, los que marcharon a la Habana y Nueva York.  

Fuentes consultadas:
Berzunza Pinto Ramón, Guerra Social en Yucatán, Costa Amic. 1965
Berzunza Chacón Fred. Presidentes de Calkiní, Datos biográficos1541–2003. H. Ayuntamiento de Calkiní, 2003.
Baeza Berzunza Fernando, Revista el Corazón de Ah Canul N°16.
Calkini.net
Inifed.gob.mx
Quezada Sergio, Historia Breve de Yucatán, El Colegio de México, 2010.
Reed Nelson, La Guerra de Castas de Yucatán, México, Era, 1964.
El surgimiento de Campeche como Estado.
www.senado2010.gob.mx
www.juridicas.unam.mx
Wikipedia.com