El Corazón de Ah' Canul - 61
Inicio
2/Diciembre/2010 (Calkiní lució robles)
Edna Estrada Mijangos
Portada - 61
 


Palacio Municipal de Calkiní. Foto: Zumbardo

 

Calkiní lució robles…
A un roble le construyeron una corona.
Él fue historiador de su tierra.
Conoció a diversos comerciantes de la alimentación.
En fin paladeaba los aromas del guisado.
Esto es hablando del arte culinario.
Pasado un tiempo se alejaron de su casa.
Sus ramas dejaron de ser cobijos.
Se entristeció…
Un bien día alguien pensó:
Nos sentaremos ahí junto al roble…
Platicaron… El roble se sentía feliz.
Se volvió a sentir amado…
Escuchó miles y cientos de historias…
Ya su vejez se había iniciado…
Le cortaron ramajes…
Volvió a sentirse triste…
La tristeza era profunda…
La gente lo veía y también sentía tristeza por aquel árbol.
Ahora todos pasan y dicen:
Nos hace falta el roble…
El roble se fue. El roble murió.
¡Qué hermoso era el roble!
Recordando al roble de la historia.
Busco en los recuerdos. Épocas vividas…
Pienso en los seres animadores de ese antaño.
Para vivir es virtud el alimento.
Alma y cuerpo en engrane…
Los cinemas en acción con Juyita Berzunza y Eusebio Carbajal…

2

Frente a los cines… El palacio Municipal…
En la acera del palacio un grupo femenino, musical…
Yo te recuerdo Ana Mélida y Sofía Mijangos y Eleanor Pérez…
María Estrada y otras que ahora no llegan a mi memoria…
Los cinéfilos al salir se surtían de melodías en las aceras del cine…
El alma se une en gozo ante el asombro de un grupo…
Luego el alimento del cuerpo. A unos pasos “El roble”…
Ese roble cercano a quién le edificaron una corona y allí una banca.
El roble vio y sintió el aroma de los alimentos…
El arroz con leche, los atoles de masa con arroz, la horchata, el atole de maíz nuevo…
Los ricos panuchos copeteados, las sabrosas empanadas, los salbutes, las garnachas, los envidiados tamales, las tostadas, el caldo de pavo. Un delicioso bocado en el paladar.
Esperando al público llegar.
Saboreando en la boca lo que aún se iba a comprar…
Aquel ser humano que prestaba servicios…
Con ágiles manos, con franca sonrisa, pedidos oía…
Satisfaciendo el sábado y el domingo.
Pero siempre se vendía…
Los otros días de la semana.
La atracción de las películas mexicanas con Eusebio Carbajal.
Así traigo el vivir de nuestro México.
Con Juyita Berzunza las películas de Estados Unidos y Europa.
Así traigo los sentires y el vivir de América y toda Europa.
(Sixto Berzunza fue el primero que exhibió con un proyector…
En una gran manta la actuación de Charles Chaplin…
Plática de José Jesús Estrada Cuevas.
Sixto B. exhibió las películas mudas, inicio del cine…
En un costado del palacio Municipal y haciendo uso de la calle y parte del parque,
Cuánto amor por nuestra tierra y ese amor te lo transmito.)
Calkiní cada paso que avanzas en el camino…
Me trae los recuerdos de esta tierra con seres que descansan en la eternidad
Y que nos dejan huellas de su vida y del pasado. Historia.