El corazón de Ah' Canul - 58
Inicio
Hablemos de ciencia... la Teoría Cuántica
Uriel Márquez
Portada - 58
 

El ámbito de la Teoría Cuántica, más específicamente llamada mecánica o física cuántica, se enfoca hacia el mundo de las partículas subatómicas: electrones, protones, neutrones, quarks, etc., que aún cuando no forman parte de nuestra vida cotidiana, son la base de todo lo que existe en el universo, incluso el cuerpo humano.

En muchos casos, el comportamiento de estas partículas se contrapone a nuestra racionalidad o al sentido común con que actuamos en la vida diaria, de ahí que muchas personas expresan que la Teoría Cuántica, nadie la entiende. Para ilustrar esta aseveración veamos algunos casos del comportamiento de las mencionadas partículas:

a).- Un electrón puede estar simultáneamente en dos lugares. Nosotros, nuestro sentido común, nos dice que eso no es posible; pero en “ese mundo” es una realidad.

b).- Una partícula subatómica puede ir de un lugar a otro, sin pasar por los puntos intermedios. Nuestra razón se tambalea y se pregunta: ¿Cómo es eso posible? No se los puedo explicar, pero así es.

c).- Un átomo puede estar girando a la vez en el sentido de las manecillas del reloj y en el sentido contrario. Sólo cuando es observado o medido, definirá el sentido de su giro, y en adelante no lo cambiará.

d).- El fotón, la más pequeña “partícula” de luz, puede también funcionar como “onda”. Onda y partícula, presentan propiedades opuestas. ¿Cómo es que el fotón las comparte?

Esto todavía sigue creando polémica en la que han participado mentes prodigiosas como las de Isaac Newton, Albert Einstein, Niels Bohr, Richard Feynman, por mencionar algunos.

Sin embargo, pese a esos comportamientos tan atípicos y alejados de la razón, los científicos decidieron penetrar en el estudio de este campo, y como resultado han logrado aportaciones al progreso de la tecnología actual, como son el rayo láser, la computación, la telefonía celular, el internet, etc. De ahí que podemos decir: Bienvenida la Teoría Cuántica, aunque no la entendamos.