El corazón de Ah' Canul - 44
Inicio
EDITORIAL
Portada -44
 

Estos días, viajamos en la nave de la alegría, con el color rojo de la vida. Las orillas de los caminos se invaden con los grandes árboles de flamboyanes y de maculis; vemos la naturaleza vestirse con las hermosas y diversas flores, la flor de mayo la más significativa de la época y de la región.

Mayo, es entonces la llamada nave que nos transporta e invita a ver y admirar nuestro alrededor, que nos enseña que nuestro mundo no solo es de puertas y ventanas para mirar con disimulo, es la alegría y el color de la vida. Todavía estamos a tiempo, si no lo hemos hecho.

Este mes en nuestra sociedad es de fiestas y tradición; celebramos con entusiasmo una fecha que une a las familias en torno a uno de los seres más prodigiosos de la creación, el día de las madres; sin olvidar, también, la celebración del día del maestro.

Y de nuestras tradiciones, indudablemente hay una que identifica a la ciudad, como la fiesta patronal de barrio, mejor conocida como la feria anual de la colonia de Fátima, una de las más concurridas y arraigadas de la ciudad de Calkiní, que recibe la visita de propios y de los pueblos circunvecinos.

Cada día del mes es un rincón especial para disfrutar la vida.