El corazón de Ah' Canul - 43
Inicio
La reforma educativa
Estela Hernández Sandoval
Portada -43
 

Uno de los grandes retos nacionales actuales es el logro de la calidad de la educación y para alcanzarlo se han generado una serie de controvertidas acciones, por los grandes impactos aparejados, englobadas en lo que conocemos como reforma educativa, que vino a sacudir estructuras consolidadas en viejas costumbres y vicios fuertemente arraigados.

Poco a poco y paso a paso la mencionada reforma ha ido ganando terreno y adeptos con sus líneas de acción y beneficios en todo el campo educativo, voy a referirme, aunque someramente, a algunos de ellos, en secundaria.

Recientemente fueron dados a conocer a maestros en servicio, respetándoseles su privacidad, los resultados obtenidos en la evaluación de desempeño a que fueron convocados y se les dio a saber sus fortalezas, debilidades y áreas de oportunidad para mejorar su formación continua y su desarrollo profesional; y conforme a la ley correspondiente, dependiendo de los resultados personales obtenidos recibirán atención y estímulos.

Lo más significativo de este evento es que ningún docente queda fuera del servicio aunque sus resultados hayan sido “insuficientes”, esto es, conservará su trabajo y se le darán oportunidades para que desarrolle las capacidades necesarias para el desempeño de su función. Ahora bien, cuando el resultado es “bueno”, el docente podrá obtener más horas bajo el cumplimiento de ciertas normas en pro de la calidad educativa; quien obtuvo un resultado “destacado”, no presentará examen por cuatro años –al igual que los de resultados “suficiente” y “bueno”−, tendrá acceso preferencial a los créditos de vivienda y a los personales que ofrece el ISSSTE, más horas, si es el caso y obtendrá 35% de aumento en su sueldo base, además.

Otra acción derivada de la reforma educativa es la mejora de la infraestructura de los planteles de educación básica, media y superior, con los programas: escuelas de la reforma, escuela segura, escuelas de tiempo completo –éstas mayormente en primarias−, el ampliamente conocido por su antigüedad escuelas de calidad y el que prontamente se establecerá, escuelas al cien, con el cual se verán beneficiadas escuelas de los diferentes niveles en nuestro municipio.

Como un ejemplo de los montos que serán aplicados en las escuelas, mencionaré los casos de escuelas secundarias técnicas y la cantidad que recibirán. La EST 3 (Calkiní): 2 millones; la EST 13 (Bécal): 1.5 millones; la EST 15 (Nunkiní): 2 millones; la EST 36 (Sahcabchén) 1.850 millones; lo cual viene a acallar aquellas voces de que serían los padres de familia quienes se harían cargo de las necesidades de mantenimiento y construcción de las escuelas, aunque es innegable que seguirá siendo primordial la participación de todos los integrantes de la comunidad escolar.

Ahora bien, un punto muy importante, también derivado de la reforma educativa, es PLANEA, que constituye un esfuerzo evaluativo para conocer la medida en que los estudiantes logran el dominio de un conjunto de aprendizajes esenciales, en Lenguaje y comunicación y Matemáticas al término de los distintos niveles de la educación obligatoria –básica y media superior−, contextualizando resultados y ofreciéndolos en diferentes niveles de agregación, individual, escuela, entidad y país; además estos resultados, aunados a las evaluaciones que la escuela realiza, son un referente para valorar, retroalimentar, y tomar decisiones sobre el trabajo desarrollado en los procesos de enseñanza en el centro escolar en pro de esos aprendizajes esenciales, contemplados, incluso en la normalidad mínima escolar, abordadas en las Rutas de Mejora Escolar.

En octubre, del presente ciclo escolar, se publicaron los resultados de la mencionada evaluación que fue aplicada en junio 2015 a los alumnos de tercero de secundaria, y presentados en cuatro niveles de logro. Al analizarlos nos percatamos que no sólo municipal o estatalmente nos encontramos en los niveles más bajos en ambos campos formativos evaluados, también lo estamos nacionalmente; lo cual implica que se deben tomar decisiones efectivas, pertinentes y productivas al respecto.

Cierto es que a cada escuela se le hicieron llegar sus resultados, contextualizados y comparados estatal y nacionalmente por nivel de logro e incluso las descripciones correspondientes a cada nivel como un referente para trabajar e incidir en su mejora; desafortunadamente, en la práctica no se hacen grandes acciones en torno a ello.

Definitivamente hacen falta entre otras cosas, tiempos, personal específicamente asignado para tales tareas, y capacitación en estrategias para su logro.

Esperemos que así como se han implementado otras acciones tendientes a mejores logros educativos, se atienda -como se debe- todo lo referente a los bajos resultados en PLANEA y que no se limite a la publicación y descripción de los resultados obtenidos; es necesaria la capacitación en estrategias específicas al caso.

Juntos, maestros y autoridades educativas comparten responsabilidades en la citada tarea pero es la secretaría quien tiene la palabra.