El corazón de Ah' Canul - 27
Inicio
Chispazos Deportivos
Isauro Herrera Blanqueto
Portada -27
 

En el año de 1959 numerosos jóvenes caikinienses eran alumnos de la Escuela Normal Justo Sierra Méndez de Hecelchakan, Cam. En cada ciclo escolar se celebraban eventos nacionales deportivos y culturales cuya sede era alguna de las escuelas existentes en el país.

Cierto dia del año mencionado, el maestro de Educación Física, Profr. Domingo Quíjano, se encontraba cronometrando al corredor de 100 y 200 metros que nos representaría en el evento nacional. El joven atleta, según el maestro, estaba haciendo buenos tiempos, pero quería ver si mejoraba sus marcas, por lo que pidió a alguno de los estudiantes que estaban como publico, que ayudaran "jalando" al corredor. Esto es, que el voluntario se ubicaría como a 4 metros adelante del corredor seleccionado de la escuela y al disparo de salida, los dos correrían hacia la meta; cada quien dando su mejor esfuerzo. Se pensaba que el campeón con esta estrategia, mejoraría su tiempo en la carrera.

 

El grupo de caikinienses, sabiendo de la velocidad de su,compañero Alberto Moisés Estrada Flores, lo empujaron hacia la pista, y no le quedó a éste más remedio que ser el "jalador" en la carrera de 100 metros planos.

Una vez colocados los corredores en los carriles, y con la separación que se esperaba (4 o 5 metros de diferencia), sonó el disparo de salida, y ambos "volaron" hacia la meta. Como Alberto vio que a pesar de haber avanzado como 30 metros el campeón no lo alcanzaba, volteo, pensando que se había dado una salida en falso, pero vio que su perseguidor venia tras el, y casi se le emparejó en este parpadeo. Al ver Alberto que las cosas iban es serio, retomó velocidad, y el campeón nunca lo alcanzó y si le sacó una ventaja mayor de la que inicialmente le habían dado. Todos los estudiantes caikinienses allí presentes, festejaron y se regocijaron por el triunfo de Alberto. El "campeón normalista" y el maestro, con gran sorpresa, no podían creer lo que había sucedido, nunca se esperaron que un alumno sin entrenamiento alguno pudiera desarrollar esa velocidad.

Alberto Estrada, por motivos personales, no pudo asistir a alguna edición de los juegos nacionales en los que indudablemente hubiera hecho un magnifico papel.

Actualmente el Profr, Alberto Estrada, está jubilado, y su domicilio particular se encuentra en el centro de la ciudad de Calkiní. A él y a los suyos nuestro afecto y cordial saludo.