El corazón de Ah' Canul - 24
Inicio
Conoce tu municipio:
Cambios sociales en la población de Calkiní, período 2000-2010 (3 de 4)
Víctor M. Suárez Arcila
Portada -24
 

El Índice de Rezago Social (IRS), clasifica a los estados, municipios y localidades según sus carencias sociales en cinco estratos o Grados de Rezago Social: Muy Bajo, Bajo, Medio, Alto y Muy Alto.

El Grado de Rezago Social en el municipio de Calkiní en el año 2000 y los cambios que se registraron en 2010:

Las cifras que se presentan a continuación dan cuenta de ello y también que indicadores son las que mejoraron, y cuales permanecen igual. Las variables sociales que incluye el estudio como ya se mencionó son: Población, Educación (% de población de |5 años y más analfabeta, % de población de 6 a 14 años que no asiste a la escuela y % de población de 15 años y más con educación básica incompleta), Salud (% de población sin derecho a los servicios de salud), Vivienda (% de viviendas con piso de tierra,% de viviendas que no disponen de excusado o sanitario, % de viviendas que no disponen de agua entubada de la red pública, % de viviendas que no disponen de drenaje y % de viviendas que no disponen de energía eléctrica), Bienes en el hogar (% de viviendas que no disponen de lavadora, % de viviendas que no disponen de refrigerador).

De acuerdo al INEGI en el año 2000 la población del país era de 97,483,412, el estado de Campeche contaba con 690,689 y el municipio de Calkiní con 46,899; diez años después en 2010 el municipio tiene 52,890, el estado 822,441 y la nación 112,336,538 habitantes.

En estas cifras de población, observamos que en diez años el estado de Campeche registró el mayor aumentó con 19%, el país un promedio de 15.2% y el municipio de Calkiní 12.7% el incremento promedio de población más bajo, esto es favorable pues implica una mayor oportunidad de atención a las carencias sociales del municipio.

En educación, la población analfabeta mayor de 15 años en el municipio logró una disminución de casi 6%, lo cual es bueno, pero aún así todavía hay un 13% que se encuentra en esa situación. En la entidad el promedio es de 8,3% y en el país de 6.9%, esto significa que toda vía hay que bajar ese indicador en el municipio; es probable que este segmento de población sin estudios corresponda a personas mayores de cincuenta años.

En cuanto a la población de 6 a 14 años que no asiste a la escuela, los registros en el municipio son satisfactorios pues sólo un 2.7% presenta esta situación, la cual se duplica en el estado y el país.

La población de 15 años y más con educación básica incompleta es de 44.8%, ligeramente mayor al promedio nacional y estatal. Estas cifras no son favorables en un país como el nuestro que aspira a ser competitivo en el actual entorno mundial del conocimiento, donde el capital humano educado, es uno de los insumos más valiosos para el desarrollo. Mejorar los resultados de este indicador, es uno de los retos más urgentes de atender por el sector educativo, en particular el rubro de la calidad educativa. En las evaluaciones de ENLACE del período 2000 a 2010, no se observa algún cambio significativo en matemáticas y español.

El acceso a los servicios de salud en los últimos 10 años en el municipio ha mejorado en forma substancial, ya que en el año 2000 el 73% de la población del municipio carecía de este beneficio, en 2005 el 57% de las personas ya disponían de él y en 2010 cuatro de cada cinco habitantes del municipio (80%) ya tienen acceso a este servicio tan importante para el bienestar de las familias de nuestro municipio. Cabe destacar que de esta población de derechohabientes, 4,125 pertenecen al IMSS, y 8,901 al ISSSTE.

En la calidad de las viviendas del municipio, se observa también una notable mejoría, de las aproximadamente 13,500 viviendas actuales solo el 3.3% tiene piso de tierra, en contraste con el año 2000, cuando el 20,5% de las viviendas existentes en ese entonces, tenían piso de tierra, con todos los riesgos de salud que implica.

Otro logro en los servicios de las viviendas es la disponibilidad de servicio sanitario o excusado, en el año 2000, la mitad de ellas carecía de este importante servicio, en la actualidad esta carencia se presenta en menos del 23% de las viviendas, aún así, el número es alto si lo comparamos con el promedio estatal que es de sólo 7.6%. Es otro pendiente que debe ser atendido pues ayudaría a disminuir la incidencia de males gastrointestinales en el municipio.

En cuanto a las viviendas que no disponen de agua entubada de la red pública, las cifras nos señalan que desde el año 2000, este servicio se ha prestado a niveles bastante razonables, en ese entonces el 15% de las viviendas no contaban con él, cuando el promedio estatal era de 20%, en la actualidad esta cifra ha disminuido a poco más de 9%, y supera ampliamente al promedio nacional y estatal; la meta es lograr que todas las viviendas del municipio dispongan de este vital servicio.

Las viviendas que no disponen de drenaje pasaron de 42 a 34%.

Un gran logro en los tres niveles de gobierno ha sido la electrificación de las viviendas, en el municipio en el año 2000, solo el 6% de ellas carecía de este servicio, en la actualidad es el 2%, cifra similar al promedio nacional y ligeramente mejor al promedio estatal de 3%.

En los bienes en el hogar, el estudio considera como tales, la lavadora y el refrigerador, bienes que de alguna manera se relacionan con el ingreso de las familias del municipio; en estos indicadores las cifras no nos favorecen. En el año 2000, el 66% de las viviendas carecían de lavadora y el 64% de refrigerador, en el 2010, estas cifras descendieron a 40% en ambos bienes, las cuales duplican el promedio nacional en la carencia de refrigerador y en más de 10% el promedio de las lavadoras. Esto se explica como veremos al revisar los índices de pobreza, que el municipio de Calkiní es de los que presentan los valores más elevados de este índice en la entidad.

 
Continúa en el próximo número de la revista.