El corazón de Ah' Canul - 14
 
No. 14
Conoce tu municipio: La vialidad en la ciudad de Calkiní
Víctor M. Suárez Arcila
 

La ciudad de Calkiní, tiene más de 400 años de fundada y el centro histórico y sus alrededores, no fueron planeados para soportar una carga de vehículos como los que actualmente transitan por ella.

De acuerdo a cifras de Instituto Nacional de Geografía Estadística e Informática (INEGI), en diciembre de 2005, habían registrados en el municipio 799 camiones y camionetas para carga, 711 motocicletas, 1702 automóviles y 5 camiones de pasajeros, la mayoría correspondía a la ciudad de Calkiní, sin tomar en cuenta, los vehículos foráneos de servicio público y particular que circulan por la ciudad, esto significa, que actualmente el tránsito ha aumentado considerablemente sin incluir motocicletas e innumerables vehículos de tracción humana como bicicletas y tricitaxis; de ahí que sea complicado transitar en las calles del centro sobre todo en ciertas horas de la mañana y por la tarde y si a ello agregamos que en esta cabecera municipal sólo hay una calle que la atraviesa (la calle 20), esto complica más el problema en particular cuando hay algún evento cívico, deportivo o religioso, sin considerar que a partir de la calle 27 es de doble sentido hasta la vía del ferrocarril, lo que viene a ser un tramo muy congestionado por los vehículos estacionados muchas veces a ambos lados de la calle. Las calles 18 y 22 que corren paralelas a la calle 20, requieren revisión urgente pues la 18 es de doble sentido y no está regulado el estacionamiento de vehículos, lo mismo podemos decir de la calle 22 en el tramo a partir de la 27 que es de doble sentido.

Hace unos dos meses nuestra ASOCIACIÓN CIVIL, presentó a las autoridades municipales y estatales la propuesta de un PLANO REGULADOR URBANO para la ciudad, en ella se contemplan acciones a corto, mediano y largo plazo; entre las primeras se considera aprovechar el derecho de vía del ferrocarril para hacer una avenida que prácticamente recorra la ciudad y sería un auxiliar al tránsito de la calle 20, otras acciones contempladas sería la construcción de un circuito periférico que haría más fluido el tránsito hacia Nunkiní y las poblaciones aledañas. Sabemos que éste, es un proyecto que requiere de gran inversión y debe ser continuado por los gobiernos venideros, aunque también consideramos que el actual debe sentar las bases legales e iniciar las gestiones para regularizar los espacios que se necesitan.

Como ya señalamos, el número de vehículos que transitan por la calle 20, hace complicada la circulación y también el estacionamiento en el centro de la ciudad, por lo que sería conveniente asignar espacios exclusivos para el estacionamiento de coches, motocicletas, bicicletas y triciclos, lo que hoy se hace sin ninguna regulación por parte de las autoridades competentes.

Una acción urgente es la instalación de señales para limitar la velocidad de los vehículos automotores que transitan por las calles de la ciudad, pues es frecuente observar como muchos automovilistas las confunden con las autopistas y transitan a altas velocidades lo que pone en riesgo a la población.

Por ello, atentamente sugerimos a la autoridad municipal, que expertos en vialidad realicen un diagnóstico de esta situación y sea resuelta en el corto plazo, con el propósito de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad que bien lo merecen.