El corazón de Ah' Canul - 14
 
No. 14
Bicentenario de la Independencia
1810-2010
Comisión Municipal
El Grito de Independencia
 
La madrugada del día 16 de septiembre de 1810, Hidalgo llamó a misa y ante un numeroso grupo de personas congregadas, dirigió una proclama en la que dijo:

“Mis amigos y compatriotas, no existen ya para nosotros ni el rey ni los tributos; esta gabela vergonzosa, que sólo conviene a los esclavos, la hemos llevado hace tres siglos como signo de tiranía y servidumbre; terrible mancha que sabremos lavar con nuestros esfuerzos.

Llegó el momento de nuestra emancipación; ha sonado la hora de nuestra libertad; y si conocéis su gran valor, me ayudaréis a defenderla de la garra ambiciosa de los tiranos. Pocas horas faltan para que me veáis marchar a la cabeza de los hombres que se precian ser libres. Os invito a cumplir con su deber”.

. . .

El momento que la Historia registra como el inicio de la lucha por la independencia, son las palabras del cura de Dolores, conocido como el “Grito de la Independencia”, en que se supone expresó:

¡Viva la religión. Viva nuestra madre santísima de Guadalupe, muera el mal gobierno!