El corazón de Ah' Canul - 13
 
No. 13
Las Escuelas Secundarias Técnicas y el Desarrollo Sustentable
Víctor M. Suárez Arcila
 

Desarrollo Sustentable, ”busca satisfacer las necesidades de las generaciones presentes, sin comprometer las posibilidades de las del futuro, para atender sus propias necesidades” ONU.

Por ahí de los años 70 del siglo pasado se proyectó en México una película que llevó por nombre, Cuando el destino nos alcance; en ella se presenta un mundo prácticamente en ruinas (año 2022), devastado por el hambre, la contaminación del medio ambiente (como resultado del excesivo consumo de los recursos naturales, combustibles fósiles, el exterminio de las especies animales y de los vegetales verdes), tanto en los mares como en la tierra; esto trae como consecuencia la interrupción del ciclo biológico y de las cadenas alimenticias. Ante esta catástrofe ecológica, los conflictos sociales se hacen cada vez más violentos por obtener alimento, lo que obliga al sistema en el poder a reciclar los cuerpos de los humanos muertos, para alimentar a las gentes con unas galletas verdes elaboradas con carne humana. Este film de corte apocalíptico se nos hizo poco creíble en ese entonces; a la luz de los acontecimientos actuales, como el calentamiento global producto del excesivo consumo de gasolinas y su respectiva emisión a la atmósfera de CO2, la contaminación de ríos y mares, la devastación de nuestros ya escasos bosques y manglares y el exterminio de nuestra cada día más frágil diversidad biológica que se está dando en varias regiones del planeta y aún en la península de Yucatán, el mensaje de esa película en la actualidad ya no se nos hace tan descabellado.

Los primeros estudios sobre el efecto de la industrialización y la explotación desmedida de los recursos naturales sobre el medio ambiente, los hizo en 1968 el CLUB DE ROMA, organismo internacional formado por científicos, economistas, políticos, jefes de estado y algunas asociaciones internacionales y tenía como propósito promover el crecimiento estable y sostenible de la humanidad; de ahí en adelante diversos organismos internacionales han pugnado por la conservación de nuestro patrimonio ecológico y de un uso más racional de nuestros recursos naturales.

En 1992, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) formó la Comisión para el Desarrollo Sostenible para hacer un eficaz seguimiento de lo que se conoció como la CUMBRE DE LA TIERRA (Brasil 1992), donde los estados miembros de la ONU aprobaron un programa cuyo objetivo era conseguir el Desarrollo Sostenible. Después de ese evento internacional, se han realizado múltiples reuniones con acuerdos muy alentadores (PROTOCOLO DE KYOTO 2005), incluso se han realizado estudios sobre la economía del cambio climático, pero la realidad es que hasta la fecha el buscado Desarrollo Sustentable está perdiendo la batalla, ya que después de tantas reuniones y acuerdos, los efectos indeseables del desarrollo industrial, agrícola y urbano, están generando lluvias ácidas, gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global, la explotación excesiva de los recursos naturales y a la deforestación de selvas y bosques.

Hace algunos meses recibimos en nuestra ASOCIACION CIVIL, una amable invitación del Mtro. Alonso Reyes Pinto para participar en un evento que organizan las Escuelas Secundarias Técnicas de la región, y que incluye entre otros el Concurso sobre Desarrollo Sustentable; en él participamos como jurado, el Profr. Felipe Castellanos Arcila , la Química Nohemí Pacheco Zúñiga y el que esto escribe. Lo que se busca en este tipo de eventos es ir construyendo entre los niños y jóvenes de los planteles, conciencia de lo importante que es respetar a nuestro medio ambiente, en particular dar un uso adecuado a los recursos naturales más valiosos como el agua y el aire. Si aspiramos a formar una verdadera cultura de cuidado y del uso de nuestros recursos naturales, el reto es muy grande y complejo que va más allá del ámbito educativo y es necesario el decidido apoyo de todas las fuerzas que forman gobierno y sociedad.

Para fortuna nuestra, la entidad tiene actualmente un gobierno muy cercano a las personas y muy sensible a las demandas ciudadanas. por ello, hacemos un atento llamado al C. Gobernador Fernando Eutimio Ortega Bernés, para que en el ámbito de sus atribuciones y dentro del marco del derecho, promueva las acciones necesarias para terminar de una vez por todas con la depredación de nuestros bosques y mares, que atentan contra uno de los recursos más valiosos con que cuenta el estado, que es su diversidad biológica animal y vegetal: y así mismo, promueva programas donde se le informe a la ciudadanía, de lo importante que es respetar a la naturaleza, nuestro medio ambiente; es decir el patrimonio de todos nosotros y de las futuras generaciones a las que les queremos dejar como legado un ambiente donde sus niveles de bienestar y calidad de vida, sean aún mejores que los que actualmente disfrutamos.

www.elfinanciero.com.mx