El corazón de Ah' Canul - 13
 
No. 13
Centenario de la Revolución
1910-2010
Comisión Municipal
"Planes promulgados durante la Revolución"
 

Plan de San Luis Potosí

Proclamado el 5 de octubre de 1910 por don Francisco I. Madero. Se convocaba al pueblo mexicano a tomar las armas para arrojar del poder al dictador Porfirio Díaz. El movimiento se iniciaría el 20 de noviembre de 1910.

En el artículo 3o de este plan se contemplaba la restitución de tierras a quienes habían sido desposeídas de ellas. Este apartado movió a muchos campesinos afectados a apoyar a Francisco I. Madero.

 

 

 

Plan de la Empacadora

Promovido por el general Pascual Orozco en marzo de 1912.

Pascual Orozco y otros jefes militares habían luchado a favor de Madero para derrocar a Porfirio Díaz.

Los líderes de este plan consideraban en esta fecha (1912) que había sido insuficiente lo recibido en el orden económico y político por su decisiva participación en la derrota del dictador, y por otra parte consideraban moderadas y escasas las reformas sociales de Madero. El general Victoriano Huerta es nombrado por Madero para someter a los rebeldes, lo que logra en la famosa batalla de Machimba. En esta campaña Francisco Villa pelea a lado de Victoriano Huerta.

 

Plan de Guadalupe

Venustiano Carranza, con otros jefes revolucionarios proclamó el Plan de Guadalupe en marzo de 1913. El objetivo era poner en contacto y unificar a todos los revolucionarios que habían comenzado a luchar contra el gobierno de Victoriano Huerta. Recuérdese que este personaje había llegado al poder tras el aprisionamiento y asesinato de el presidente Madero y el vicepresidente José Ma. Pino Suárez.

En el plan desconocía a Huerta, a los poderes legislativos y judicial así como a los gobiernos estatales que reconocieran a los poderes federales constituidos.

Se nombra como Primer Jefe del Ejército Constitucionalista a don Venustiano Carranza, Gobernador del Estado de Coahuila. Apoyan este plan Obregón, Villa, Calles, Felipe Ángeles, Lucio Blanco.

 

Plan de Ayala

Antes de 1910, los campesinos de Morelos se vieron afectados en su propiedad, pues las llamadas compañías deslindadoras los habían privado de sus tierras, y por otra parte había inconformidad por el sistema de semiesclavitud que existía en muchas haciendas.

Estos fueron los gérmenes de la rebelión de Emiliano Zapata y que lo llevó a promulgar el Plan de Ayala (Nov. de 1911).

La expresión "Tierra y Libertad" la interpretaban como la liquidación de latifundios improductivos, de que la tierra debe ser propiedad de quienes la trabajan y que la vida de los municipios debe ser libre y autónoma.