Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 

Mujer indígena

(5 de septiembre de 2022)
 

Vivimos una época diferente a la de nuestras ancestras. Hoy  es tiempo de comunicar, hablar por el silencio de muchas generaciones de represión y discriminación; unir nuestras voces, demandando y trabajando por el respeto a los derechos, nuevas alternativas culturales, programas de financiamiento a proyectos productivos, oportunidades de capacitación y empleo, suficientes servicios de salud integral para mujeres, más posiciones en la vida económica, política, en espacios para toma de decisiones y escaños en foros legislativos… un largo etcétera donde las mujeres sean libres, respetadas y gocen del reconocimiento de sus derechos y capacidades.

En muchos pueblos y culturas, la discriminación hacia el género femenino es un patrón sociocultural que niega sus derechos humanos, donde la exclusión y violencia son una constante; un patrón negativo que limita su desarrollo, entornos obstaculizadores de su participación en la vida social de sus propias comunidades.

Ante tal escenario, esfuerzos internacionales de colectivos y líderes femeninas lograron que el 5 de septiembre sea declarado DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER INDÍGENA, una forma de “visibilizar el rol fundamental que las mujeres indígenas juegan en la importante tarea de mantener y defender la identidad de sus pueblos, reafirmando su derecho para que sus voces, diversas y muestra de la riqueza cultural que representan, se escuchen de manera fuerte y clara en todos los espacios en los que habitan, no solo en el hogar y la familia, sino también en el espacio político, social, económico y cultural”. https://lac.unwomen.org/es/noticias-y-eventos/en-la-mira/dia-de-las-mujeres-indigenas

En México, la Senadora electa de San Luis Potosí -María Leonor Noyola Cervantes-, Presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas, presentó el Dictamen para que esa misma fecha sea aprobada por el Senado de la República, el DÍA NACIONAL DE LA MUJER INDÍGENA. Ciertamente, son pasos para impulsar políticas públicas a favor de nuestro colectivo pero no suficientes.

Somos parte de  la población perseverante, hemos demostrado con disciplina y esfuerzo la voluntad para salir adelante, pues más allá de ser mujer, tenemos motivaciones para superarnos, persistir hasta lograr las metas, demostrarnos a sí mismas, a la familia y a la sociedad, la voluntad para ser ciudadanas en pleno ejercicio de  derechos humanos, promotoras de la democracia.

Vivimos una época diferente a la de nuestras ancestras; en su memoria, construyamos andamios para una vida mejor para las niñas y jóvenes de hoy; sin distingos, las mujeres inspiran a otras mujeres.

Seamos luz para la mujeres de nuestros pueblos.

Teresita Durán, Deshilando palabras. D.R. ©

 
 

Texto: Enviado por Teresita Durán, el 4 de agosto de 2022