Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 

Día Internacional de la Educación

(30 de enero de 2020)
 
Actividad académica en escuela primaria cde Dzitbalché
Foto: Santiago Canto Sosa, 7 de marzo de 2008
 

El tema de la educación en diversos foros, es parte del movimiento mundial, proyectos de gobierno y también de prácticas decisivas para algunas naciones; hacer posible el cumplimiento como derecho humano y compromiso compartido en el orbe, implicará cambios en acuerdos, políticas públicas y mayor presupuesto en los países. Aunado a ello, la cultura laboral del magisterio, la propia filosofía escolar de los docentes, transformación de la gestión pedagógica y escolar de directivos serán determinantes para asegurar servicios escolares de calidad, adecuar procesos de enseñanza, materiales y recursos didácticos, estrategias de evaluación que garanticen el aprendizaje de las personas y la educación de los pueblos. La tarea es responsabilidad colectiva.

La percepción y comprensión de la situación obligó a la Organización de Naciones Unidas a presentar estudios, iniciativas y programas, como medios para acelerar acciones por parte de los países miembros. Apenas, hace dos años, en la 44ª sesión plenaria (3 de diciembre 2018) fue aprobada la resolución y Decreto del Día Internacional de la Educación -el 24 de enero- como fecha simbólica para invitar a la reflexión social con hechos concretos, centrados, en la reconceptualización de la educación como elemento que favorece la autonomía personal, facilita la prosperidad y ayuda a promover la paz.

Los últimos informes acerca de la situación en el mundo, inducen a prestar mayor atención al asunto. La magnitud de la problemática en los continentes, los desafíos para el cumplimiento de metas para el decenio 2020 y la desatención de los gobernantes, han contribuido drásticamente a la siguiente declaración de la UNESCO, publicada el pasado 23 de enero de los corrientes: “262 millones de niños y jóvenes en el planeta no asisten a la escuela de manera regular y alrededor de 4 millones de refugiados no tienen servicios educativos”. En México –cita la misma fuente- “Hay al menos 4 millones de niñas y niños fuera de la escuela y 3 de cada 10 adolescentes no acuden a ninguna opción educativa. Asimismo, fenómenos como el abandono y la reprobación escolar son más graves para las personas indígenas, las que viven en pobreza extrema y para las mujeres”.El panorama es alarmante.

 
Canto del Himno Nacional en escuela primaria de San Antonio Sahcabchén
Foto: Santiago Canto Sosa, 17 de mayo de 2012
 

Con base al Observatorio de la UNESCO sobre el derecho a la educación, para nuestro país, las recomendaciones apuntan a: garantizar una infancia libre de todo tipo de violencia, educación inclusiva, bilingüe, fortalecer la interculturalidad, apoyar la educación obligatoria, impulsar la preparación académica de las mujeres, por mencionar algunas. La última reforma al Artículo Tercero Constitucional, por sí sola no es garante del cumplimiento de tales recomendaciones de la UNESCO, pues el abandono y la reprobación escolar continúan siendo más graves para las mujeres, personas indígenas y las que viven en pobreza extrema. No se trata de cobertura solamente, sino de calidad y excelencia en los servicios; escuelas seguras, equipadas, docentes y directivos preparados, bien pagados; mayor participación de padres de familia que motiven el cumplimiento de logro y perfiles de desempeño de cada nivel educativo.

Si una de las metas locales es asegurar ingreso y permanencia, disminuir el porcentaje de deserción escolar en la educación obligatoria y transformar el destino  de nuestros adolescentes y jóvenes;  no hay vuelta atrás ni tiempo para perder, AHORA… la generación presente de campechanos está ávida de espacios en los planteles, oportunidades para aprender, estudiar y trabajar, de éstas opciones depende su proyecto su vida, sus posibilidades de alejarse de las adicciones, salir de la pobreza, impulsar su propio desarrollo individual, consecuentemente, abonarán a la prosperidad y bienestar de sus comunidades.

Quizá buena parte de la sociedad, desconoce o no se enteró de algún evento en su ciudad, por el Día Internacional de la Educación; ojalá las autoridades de los diferentes niveles de gobierno, sociedad civil organizada, sindicatos, más personas unamos nuestras voces, hagamos coincidir miradas futuras y acciones a favor de la educación, sólo así, nuestro legado a las nuevas generaciones inspirará el cuidado del planeta y la paz...
 
Concurso de Dibujo en la Escuela Secundaria General 16 de Calkiní
Foto: Santiago Canto Sosa, 31 de marzo de 2003
 
 
Texto: Enviado por Teresita Durán Vela, el 29 de enero de 2020