Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 
Columna de Teresita

Fiesta Campechana

(2 de octubre de 2015)
 
 

Tiempo de fiesta. Dos motivos, el primero, la celebración del aniversario de fundación de la ciudad de San Francisco de Campeche, nuestra capital. La segunda, la renovación de las once alcaldías municipales en el estado.

Octubre es para los que nacimos, crecimos y vivimos en este rincón mexicano, la gran ocasión para recordar con orgullo la existencia de la raza maya; descubrir nuevamente la grandeza de esa gente y reconocer que somos síntesis de dos culturas. La  llegada de los españoles a estas tierras significó un triunfo para la corona; en tanto, para los nativos, el arrebato de su sabiduría.

Fundación de la ciudad

En la lejanía del tiempo, siglos atrás, los españoles atraídos por las riquezas americanas emprendieron la travesía continental a tierras nuevas pero no desconocidas porque tenían información de la riqueza de los nativos, sus palacios y  belleza natural de la región.

La valentía de Francisco Hernández de Córdoba, Juan de Grijalva y Hernán Cortés, con la anuencia de su Majestad, les permitió dirigir expediciones para llegar a costas hasta adentrarse al corazón de la península. La ambición del imperio español otorgó licencia a gente intrépida, dispuesta a conquistar el nuevo continente, tal fue el caso de Francisco de Montejo, nombrado “Adelantado, Capitán General y Alguacil Mayor de Yucatán, quien asaltó el dominio maya. Como plasma la crónica de Bernal Díaz del Castillo narra que avistaron un poblado sembrado en la costa, desembarcaron cautelosamente y poniendo pie descubrieron "Can Pech". Según los registros, el 4 de octubre de 1540 Francisco de Montejo y León –el Mozo– fundó la Villa de San Francisco de Campeche, llamándola así en honor de su santo y el de su padre. La capital campechana está de fiesta por cumplir un año más de su fundación, celebra 475 años.

También el barrio de San Francisco se engalana, el barrio del mismo nombre, recobra costumbres y tradiciones populares, la fe cristiana cobija a creyentes y se encomiendan al Santo Patrono; un espectáculo de luces adornan las veladas culturales mientras los vecinos se disponen a disfrutar de atardeceres y espectáculos culturales. El suburbio de la ciudad ha recobrado su estilo colonial, la gente cifra su esperanza cada día en busca de generosos amaneceres y frutos del mar para saborear las  delicias de la creación.

 
 

Alcaldes y Ayuntamientos

Con base en la Constitución Política del Estado de Campeche y la legislación vigente, a partir del primero de octubre entraron en funciones los Cabildos de los once municipios para el período 2015-2018, tres años de servicio público, atendiendo las necesidades populares de la jurisdicción territorial que les corresponde, administrando recursos asignados para el ejercicio y cumplimiento de obra pública, operación de programas, ampliación y mejoramiento de condiciones básicas para una mejor de calidad de vida de los habitantes de ciudades, villas, poblados y ejidos.

Si bien, los Presidentes Municipales electos fueron beneficiados por la mayoría de los votantes, también es cierto que contrajeron compromisos con la gente a gobernar. Al menos eso pareció durante las campañas electorales, ahora es momento de actuar y cumplir con honestidad, transparencia y ética del servidor público con las responsabilidades propias del puesto. En la persona de cada funcionario electo está la posibilidad de crecer en grande.

El primero de octubre oficialmente entraron en funciones los nuevos administradores de las arcas municipales, a partir de las primeras horas –algunos Presidentes– hicieron sendas declaraciones respecto al programa de recorte en el pago de salarios, dizque para recaudar algunos miles de pesos para solventar retribuciones. El estado actual de las finanzas es crítico, adeudos, observaciones por parte de la Contraloría, recomendaciones del Congreso, reacomodo de empleados sindicalizados, eventuales y posicionamiento de activistas durante la campaña electoral en alguna Dirección, área o dependencia. Llegó el momento de trabajar con visión incluyente, ambición de progreso comunitario y desarrollo. Como dijera el gobernador Alejandro Moreno ¡es tiempo de Campeche!

Pertenencia e identidad

No basta con haber nacido en este pedazo de la Península de Yucatán, ser campechano es querer a Campeche, la tierra y su mar; respetar a su gente, comportarse con civilidad, vivir en orden y armonía con uno mismo y el entorno. La campechanía es la esencia de la identidad del ser campechano, el que vive, siente, aprecia, defiende, trabaja y entrega lo mejor de sí para hacer del presente, la base del crecimiento del estado.

El sentido de pertenencia vigoriza la esencia del  campechano, nutre su identidad, el sentimiento de ser y creer en este pueblo; defender con orgullo los orígenes, valorar la herencia de una raza, creer en la libertad, soberanía y democracia; exaltar los ideales de héroes y heroínas, preservar costumbres y tradiciones.

Todo Campeche está de fiesta.

Sólo el que ama su tierra, se apasiona de su origen, encarna con orgullo la vocación de servir a su gente (T. Durán).

2 de octubre 2015.

 
 
 
Texto: Enviado por Teresita Durán Vela, 02/10/2015 // Fotos: Santiago Canto Sosa, 2012 y 2015