Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 
Columna de Teresita

Mujeres laboriosas

(5 de marzo de 2012)
 
 

Las mujeres son parte importante de la población mundial, su existencia define cifras y porcentajes en las estadísticas, más allá de los números que representan, son seres humanos: piensan, se emocionan, lloran, comunican, sufren, estudian y hasta son capaces de solidarse para exigirrespeto a sus derechos. Sin importar la lengua materna o la nacionalidad, ante los ojos de la humanidad, integran la mayor cantidad habitantes en el planeta. Entonces, resulta interesante la proporción que representan en las naciones, pero menos valiosa para los gobiernos.

Las mujeres a lo largo de la historia, gracias a su empeño y dedicaciónen el trabajo,investigación, política, activismo social –incluso con su silencio o complicidad- han contribuido en las diferentes épocas, al desarrollo de la humanidad. En la medicina, ciencia, artes, políticas públicas y altruismo, siempre está presente la imagen femenina, rostros con nombres y expresiones; damas ejemplares,comprometidas con sus ideales, perseverantes en sus tareas y atrevidas para emprender con convicción la búsqueda de la verdad. Mujeres admiradas existen y existirán siempre.

Detrás de cada mujerreconocida, una gran fortaleza la sostiene, quizá su inteligencia lógica matemática, su sensibilidad, aptitudes físicas, habilidades de pensamiento crítico o porque no, las necesidades y problemas de su historia fueron el impulso a su tenacidad. Todas ellas, persiguieron celosamente sus sueños. Después de mucho tiempo, resultados personales se convirtieron en beneficios colectivos. Una duda o un ideal impulsa la misión.

Si enlistara los nombres de mujeres triunfadoras en la ciencia, las artes, el comercio, educación, deportes o política, haría un catálogo, pero todas ellas, representarían un porcentaje inferior a la condición real de su género; entonces ¿qué pasa con el resto de las mujeres?Tantas respuestas como nombres femeninos.

A todas aquellas que invirtieron gran parte de sus años y legaron a los demás, ejemplo y obra, merecen reconocimiento de los pueblos, la admiración de millones de hombres y mujeres en la tierra. Gracias a ellas, se transformóla visión hacia la productividad y el liderazgo del que son capaces de defender. Mujeres conocidas las hay en todos los países, alguna se distingue y hace la diferencia; encabeza un movimiento y se sale de la cuadratura, otras permanecen rezagadas y muchas más encarnan humillaciones, ¿por qué tantas diferencias? Resulta complejo comprender la negación de los derechos humanos. Difícilexplicar la diversidad de factores: religiosos, culturales, políticos, económicos, etc…

Millones de niñas y mujeres viven en situaciones lamentables, amenazadas permanentemente por la violencia, encapsuladas por el rechazo, sujetas a la discriminación, al abuso y negación de derechos vitales. Sin importar la cultura o nación, mujeres de este siglo son víctimas de la violación de sus derechos humanos.

En nuestra entidad y muchos lugares, existenmujeresexplotadas por algún hombre, obligadas a tener sexo, prostituirse desde pequeñas o a estar sometidas a tareas que ponen en peligro su integridad.En algunos ejidos y poblados campechanos, aun hay niñascomprometidas –vendidas- por sus padres; pequeñas, obligadas a permanecer en casa, la escuela no es una opción de superación, ni mucho menos la atención médica o el entretenimiento para una vida plena. En esta era del conocimiento y la información, siguen habiendo analfabetas, desempleadas y mujeres campesinas, sujetas a tantas prohibiciones, las oportunidades de supervivencia son limitadas, ¿cuál será su futuro?

Este 2012, la ONU ha propuesto el lema del día internacional de la mujer “habilitar a la mujer campesina, acabar con el hambre y la pobreza”. En el mundo, las mujeres rurales representan un papel fundamental en la fuerza trabajadora del campo, por tanto, para las economías de las naciones. Constituyen el 43% de la mano de obra en las actividades agrícolas. Si pudieran acceder a condiciones deigualdad a los recursos productivos, el rendimiento aumentaría un 4%, reforzando la seguridad alimentaria, nutrición y rescatando del hambre a sus familias. (Mensaje de ONU mujeres, 2012).

Las niñas y mujeres de las zonas marginadas y rurales viven expuestas a la inequidad e injusticia social, su rezago alimenta discriminación y las ubica en el foco de la explotación. Si trabajan la tierra, tienen posibilidades de subsistir, si eso no pasa, están desamparadas. Las trabajadoras del campo son mujeres valientes, desfavorecidas por los programas de otorgamiento de propiedad de la tierra, créditos, capacitación en uso de fertilizantes, producción, etc… Las leyes y prácticas discriminatorias no perjudican solamente a las mujeres, sino a comunidades y países enteros.

Independientemente de las condiciones y oportunidades en la vida de las mujeres, la situación puede mejorar. La libertad y la dignidad son valores que permiten cultivar seguridad y bienestar, crecer y aprender a ser libres, ¡el gran desafío!

Cada mujer y su familia es una historia. Por esas historias,con rostros desconocidos, por esasjovencitas mancilladas, ancianas abandonadas, esposas maltratadas, niñas lastimadas, vale la pena, dar voz al silencio. Ellas no usarán una fragancia europea, ni tendrán una bolsa de Carolina Herrera, al menos, procuremos con generosidad, alimentación, salud y educación básica. Porque aunque no vistan ropa de diseñador, portan en el alma buenos sentimientos; si la Universidad no es una primera opción, la lectura y la escritura las acerca a la cultura y el conocimiento del mundo. Aunque tengan un machete en la mano, una bolsa con semillas o canastos con la cosecha de la temporada, son seres productivos; laboriosas del campo, porque gracias a sus fajinas, es posible disfrutar de las delicias vegetales en la mesa, frutas para la dieta saludable y la figura, legumbres en las cocinas de millones de hogares en el mundo, es producto de las agricultoras.

Por las lágrimas derramadas en los procesos judiciales, discusiones familiares, ante la falta de alimentos para sus hijos, la dureza de los trabajos del campo en las zonas rurales o por la simple segregación, vale la pena apostar al reconocimiento de todas las mujeres. Si le es posible, regale una sonrisa, una mirada, extienda su mano y exprese interés para escuchar, quizáreconforte y oriente la búsqueda de apoyos y recursos para salir adelante.

En el día internacional de la mujer y el resto del año, reconocer el talento y la fuerza de niñas y mujeres,significa aceptarlas como parte valiosa y necesaria para el planeta; como portadoras de vida, merecen paz, justicia y una vida sin violencia.

San Francisco de Campeche, Cam. 5 de marzo de 2012

 
 
 
Texto: enviado por Teresita Durán Vela, 05/03/2012 // Foto: Archivo de Santiago Canto Sosa; Bécal, década de 1970