Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 
Columna de Teresita

Gremios de mayo en Bécal

(23 de mayo de 2011)
 
 

El colorido de los flamboyanes y el amarillo de las copas lluvia de oro, lucen su mayor esplendor, es tal su belleza, que adornan el atrio de la iglesia católica y la Plaza del Progreso de la Villa de Bécal. En mayo, se engalanan parques, jardines y calzadas; el rojo intenso del calor en esos días y el calor, hace surgir la devoción hacia la patrona del pueblo: Nuestra Señora de la Natividad. Mayo es el mes de su fiesta, recibe la plegaria y oraciones de fieles y sus familias. Después del novenario dedicado a la Santa Cruz, los grupos de la iglesia en coordinación con los vecinos de los barrios organizan rosarios para venerarla.

GREMIO (2010)

 

Desde el siglo anterior, los católicos becaleños se han organizado en gremios para agradecer a la virgen, la generosidad de sus bendiciones. Hasta la fecha, siguen siendo una tradición: señoritas, señoras, jóvenes, niños, campesinos, abastecedores, locatarios y obreros. Cada uno, tiene una fecha asignada para presentar ofrendas, convivir en familia, socios y comunidad.

Las actividades de cada gremio, inician antes del amanecer, con las mañanitas a la patrona; socios y religiosos, acompañados de algún trío, mariachi o tecladista, llegan hasta el altar principal, para entonar himnos y cantos marianos. Durante el día, en la casa designada se realizan los preparativos para atender a los visitantes, pues a partir de las 4 de la tarde, al compás de los timbales y trompetas, sus notas musicales invitan a la población a degustar una fresca horchata, dulces de ciruela, tejocote, ciricote; para luego salir con estandartes, pabellones, flores y velas rumbo a la iglesia. Inmediatamente, se rezan los misterios del rosario y la presentación de flores de mayo a la imagen de la virgen. Después de la misa, se queman fuegos artificiales y el torito; la animación, a cargo de músicos locales (popularmente llamados “bizcocheros”), quienes ponen el toque de animosidad para toda la familia.
Las damas y socias ataviadas con el traje de mestiza, lucen sus mejores galas para bailar la danza de la cabeza del cochino. Posteriormente, a partir de las 10 de la noche, el baile popular. Al día siguiente, el sacerdote oficia la misa en memoria de socios fallecidos y peticiones a Nuestra Señora de la Natividad, enseguida, sale el grupo nuevamente con estandartes y banderolas, para retornar a la casa de donde salió. La celebración no termina, pues el baile y el convivio se prolonga hasta la tarde.

Los gremios de mayo en Bécal forman parte de las tradiciones profanas y religiosas, la festividad en honor a la patrona del pueblo, es parte de la historia de la religión católica; de generación en generación, las familias continúan siendo parte de los gremios, aportan sus cuotas, asisten a los eventos, colaboran voluntariamente en las encomiendas y sienten orgullo de pertenecer al gremio. Los becaleños han preservado en décadas las fiestas de mayo, hagamos votos porque sigan siendo parte del patrimonio del pueblo mestizo, que hoy día lucha para no perder el reconocimiento por la calidad de sus sombreros de jipi y su artesanía.

San Francisco de Campeche, Cam. 23 de mayo de 2011.

 
 
 
Fuente: Texto enviado por Teresita Durán Vela; 23/05/2011 // Foto: Santiago Canto Sosa; 2010